• Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Un informe municipal alertó del peligro del arbolado de Punta Vicaño

Un informe municipal del departamento de Medio Ambiente alertó el pasado mes de marzo del mal estado del arbolado del parque público de Punta Vicaño. 

Un informe municipal alertó del peligro del arbolado de Punta Vicaño
Árboles talados en el parque de Punta Vicaño | cedida
Árboles talados en el parque de Punta Vicaño | cedida

Un informe municipal del departamento de Medio Ambiente alertó el pasado mes de marzo del mal estado del arbolado del parque público de Punta Vicaño. 
El documento ratifica la postura del Concello de Sanxenxo para llevar a cabo la polémica tala e incide en que los pinos presentan problemas de conservación e incluso “cancros debido ao ataque de fungos que fai que se atopen secos no seu interior”. 
También señala una desproporción en altura y que se encuentran muy torcidos. “Isto fai que estes árbores sexan un perigo para un parque público; debido a súa debilidade existe un risco de caída de pilas, ramas e incluso esborralle da árbore que pode causar importantes danos aos usuarios dos mesmos”.
El informe también apunta a riesgos fuera del recinto del parque. “Existe arborado de garn porte que invade a vía pública e un camiño de servizo a propiedades lindeiras e atopase moi inclinado cara a mesma, existindo o risco de que en caso de ventos fortes poida caer algunha rama sobre vehñiculos, persoas ou edificacións lindeiras”, afirma.

Ante esta situación, la técnica municipal de Medio Ambiente recomienda la eliminación de la totalidad de pinos “que presenten problemas fitosanitarios” que afectaría “a un gran porcentaxe de arbores sobre todo nas zonas de máis afluencia de xente”; la eliminación del arbolado que se ubique cerca del tendido eléctrico y el que se encuentre próximo a aceras y zonas de aparcamiento.
En el informe económico que se adjunta a la valoración técnica se indica que el coste aproximado de los trabajos de tala, limpieza de la parcela y plantación de nuevos árboles es de 7.129 euros y su puesta en el mercado tiene un valor aproximado de 7.104 euros por lo que la realización de este trabajo para el Concello tendrá un coste de 25 euros.

Reacción
El gobierno aseguró ayer en un comunicado que “ha hecho lo que tenía que hacer para no poner en riesgo la seguridad de las personas que utilizan el parque y además lo ha hecho sin coste alguno para las arcas municipales ya que lo que se obtiene de la venta de la madera permite pagar la tala y la posterior repoblación, que los técnicos recomiendan que se haga en otoño para garantizar una mayor viabilidad de los nuevos árboles”. Además, incidió en que “cuando todo el proceso de mejora del parque termine, el resultado final será un espacio infinitamente mejor que lo que había, más seguro y más atractivo. Y, para que así sea, están trabajando naturalistas y expertos en paisajismo. Mientras tanto, los oportunistas se dedican a hacer ruido”.