miércoles 27.05.2020

Investigan una brutal paliza a un joven de A Illa, ingresado en la UCI

Fue encontrado ayer por la mañana junto al edificio del nuevo náutico de O Bao, con varios huesos fracturados
La Guarcia Civil se ha hecho cargo de una investigación, tras aparecer el hombre tirado, en muy mal estado, junto al edificio | d. a.
La Guarcia Civil se ha hecho cargo de una investigación, tras aparecer el hombre tirado, en muy mal estado, junto al edificio | d. a.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de un suceso que ayer sacudió A Illa de Arousa. Un joven, de unos treinta años de edad, aparecía a primera hora de la mañana tendido junto al nuevo edificio naútico de O Bao, con lesiones de gravedad. Tuvo que ser trasladado al hospital, donde ayer permanecía ingresado en la UCI de Montecelo, con varios huesos fracturados, en estado grave, aunque fuera de peligro. 

Aunque también se habló de una caída, la principal hipótesis con la que se trabaja pasa por que pudo haber sido víctima de una paliza, ya que presentaba, al menos, fracturas en un fémur, en la pelvis, en un brazo y en las costillas, además de diversas magulladuras. 

En el momento en que fue atendido por personal del 061 estaba consciente, pero según explicaban ayer fuentes próximas al caso, no habría comunicado entonces demasiados detalles a los investigadores. 

Faltaban objetos
El isleño fue encontrado por la mañana temprano por otro joven de la localidad, de la asociación Dorna, que se había desplazado hasta el lugar. 

De lo poco trascendido hasta el momento es que de la escena pudo haber desaparecido una bolsa propiedad del malherido, que contenía su cartera y teléfono móvil, con alguna documentación. Fuentes vecinales apuntaban a que se trata de un joven de una familia querida y tranquila de A Illa. 

Otras fuentes consultadas también apuntaron que el joven fue visto la noche anterior en un pub, donde habría recibido algún comentario ofensivo. No obstante, cuando decidió marcharse del local lo hizo indicando que se iba a casa, sin que en ese momento se pudiese adivinar nada que apuntase a lo que terminaría ocurriendo después, siempre según la versión ofrecida por un testigo.

Comentarios