domingo 17.11.2019

Investigan cinco casos de intoxicación alimentaria en la guardería de Rons

Los niños afectados, de entre uno y dos años, presentaron reacciones alérgicas leves en forma de ronchas rojas en la piel
La guardería de Rons registró cinco casos de intoxicación alimentaria el pasado martes en el comedor | d.a.
La guardería de Rons registró cinco casos de intoxicación alimentaria el pasado martes en el comedor | d.a.

Cinco niños de entre uno y dos años de la escuela infantil de Rons sufrieron el pasado martes una intoxicación alimentaria leve que se manifestó con manchas rojas en la cara. La reacción alérgica no se produjo en todos los niños del primer turno del comedor, pero como medida de precaución el centro retiró uno de los alimentos, el pollo, como posible causante y lo sustituyó por jamón cocido con pasta. Además, explica la concejala de Educación, Pilar Galiñanes, que se avisó de inmediato a las familias para que viniesen a recoger a los niños que presentaban esta reacción alérgica y acudiesen con los pequeños al Pediatra. “Recoméndouselles solicitarlle ao médico un informe sobre o diagnóstico para poder remitilo a Sanidade e que quedase constancia dos casos”, apunta Galiñanes.  La edil de Educación incide también que “tal e como marca o protocolo” se lle avisou a Epidemioloxía, Sanidade e ao Consorcio de Benestar da Xunta para que tomaran mostras da comida que se serviu.

Galiñanes resaltó que “o produto cocíñase no propio centro pola empresa encargada de facelo en todos as garderías de Galicia e traballa con produto mercado na súa maioría no mercado local e fresco”.

La Xunta obliga a cambiar los proveedores de comida en todas las escuelas como medida preventiva

El menú consistió en brócoli con calabaza y lomo de pollo con macarrones. Fue este segundo plato el que generó más desconfianza  porque la reacción de los que lo comieron fue casi inmediata. “Unha nena estaba máis afectada e os outros nenos presentaban pequenos graniños. Nada grave”, incidió.

“Intolerable”

Por su parte, el Consorcio Galego de Benestar comunicó ayer que como medida preventiva se ha obligado a la empresa encargada de las cocinas de las escuelas infantiles gallegas, Freire Chico S.L., a cambiar todos los proveedores de comida en todos los centros educativos. La medida se mantendrá mientras los técnicos de Sanidade continúan investigando qué paso y si está relacionada con las otras intoxicaciones registradas en otros colegios hace unas semanas. Además, se ha inspeccionado también la sede de la empresa que gestiona la cocina en las guarderías, así como las cocinas de los centros educativos. Desde el departamento autonómico envían un mensaje de tranquilidad a las familias e inciden en que aunque se “trata de casos leves nos que a reacción durou minutos” consideran que é “intolerable”. En la misma línea señalan que “unha vez que se saiba á orixe das intoxicacións tomáranse as medidas oportunas”. Como medida de precaución, se decidió además eliminar de los menús de los comedores la salsa de tomate y el pescado.

Comentarios