Domingo 20.01.2019

Investigan una estafa en la venta por Internet de un Porsche a un meañés

Abonó mediante giros postales un total de 2.600 euros por el coche, vendido para piezas, que nunca recibió.

La denuncia fue interpuesta en el Puesto Principal de Sanxenxo en el mes de octubre | g.c.
La denuncia fue interpuesta en el Puesto Principal de Sanxenxo en el mes de octubre | g.c.

La Guardia Civil ha identificado y dejado en condición de investigado (antigua imputación) a un hombre en Madrid por supuesta estafa en la venta de un coche por Internet a un vecino de Meaño. 

El acusado es un varón de 39 años, residente en Villaviciosa de Odón, al que las pesquisas del Cuerpo han conducido como presunto autor de los hechos que el meañés denunció en el pasado mes de octubre en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Sanxenxo. 

El saliniese relató entonces que había comprado on-line un vehículo antiguo que se ofrecía para piezas, a través de redes sociales. Se trataba de un Porsche 944-S, compra por la que pagó 2.600 euros en giros postales, pero que nunca llegó a recibir. 

Las pesquisas del Instituto Armado permitieron averiguar que el vendedor se anunciaba como propietario del vehículo en cuestión, aunque el automóvil, en realidad, estaba a nombre de un vecino de Vigo, que hace varios años lo había entregado en un concesionario de compra-venta de coches, “donde lo pudo haber adquirido la persona que lo ofertaba a través de Internet”, señalan desde la Guardia Civil. 

Las investigaciones policiales se desarrollaron bajo la llamada “Operación Tarilonte” y  permitieron a los agentes localizar al presunto autor en la citada localidad madrileña, donde fue notificado de su condición de investigado como presunto autor de un delito de estafa. 

“Amplio historial”
La Guardia Civil destacaba ayer que se trata de una persona con un “amplio historial delictivo” por estafas en la venta de vehículos y sus piezas, que “ofrece a través de las redes sociales a precios muy inferiores al mercado”. Además, “para ganarse la confianza de los potenciales clientes”, facilitaba su anterior domicilio en una localidad de Palencia, aunque “no tiene una residencia fija, para evitar ser localizado”. 

Las diligencias instruidas fueron entregadas a los juzgados de instrucción de Cambados y Móstoles (Madrid).

Comentarios