lunes 18/1/21

Un joven empotra su moto contra el coche de la Policía isleña que lo perseguía por conducción temeraria

El hombre, de unos 24 años, nunca obtuvo el permiso de conducir y circuló a gran velocidad por el centro urbano realizando maniobras que pusieron en riesgo a otros conductores y peatones dispuestos a cruzar en pasos de cebra
Imagen de archivo de un policía local de A Illa/ Mónica Ferreirós
Imagen de archivo de un policía local de A Illa/ Mónica Ferreirós

La Policía Local isleña ha denunciado por varios delitos e infracciones administrativas a un joven de unos 24 años de edad que ayer por la tarde protagonizó con su moto una peligrosa huida por el centro de la localidad y que llegó a embestir el vehículo policial. El motorista, vecino de otro municipio, llevaba puesto el casco, pero nunca obtuvo el permiso de conducir; su vehículo carecía de la ITV y del seguro obligatorio, pero además será acusado de cometer delitos como desobediencia grave a la autoridad y conducción temeraria, entre otros.

Los hechos ocurrieron sobre las siete y media de la tarde cuando la Policía realizaba tareas de vigilancia en la Avenida da Ponte y observó que el joven realizaba adelantamientos en línea continúa. Según los agentes, ya circulaba a gran velocidad, pero la incrementó cuando activaron las señales luminosas y acústicas desde su coche camuflado, que está dotado con una sirena portátil para estas situaciones. El infractor hizo caso omiso de sus requerimientos y emprendió la huida. Los policías le hicieron un seguimiento controlado pues a esas horas había una cantidad notable de peatones en el centro urbano que le impedían emprender una persecución a alta velocidad. Mientras tanto, y siempre según el relato policial, el joven no respetó ninguna señal de tráfico, circuló en sentido contrario, obligando a algún conductor a tener que hacer maniobras para esquivarlo, poniendo en peligro también a otros usuarios de la vía como peatones que se disponían a cruzar la calle por pasos de cebra. Unos cinco minutos después llegó a la glorieta sin salida de As Aceñas y el vehículo policial se le cruzó para cortarle el paso. Los agentes descendieron y le pidieron que se identificase, pero el joven no desistió y empotró su moto contra el coche, que sufrió algunos daños materiales. Por su parte, los agentes no resultaron heridos. La institución isleña le realizó la prueba de alcoholemia y dio negativo, pero ante la sospecha de que pudiera haber consumido alguna otra sustancia alertó a la Guardia Civil de Tráfico para que acudiera y le practicase el test de consumo de estupefacientes. Los resultados estarán en unos días.  

Comentarios