sábado 11.07.2020

Lo jóvenes “no dominan el proceso” como Sito Miñanco, “son narcotransportistas”

El inspector jefe de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (Udyco) aseguró que la Operación Mito, en la que fueron detenidas unas 40 personas en el conjunto del Estado y entre las que se encuentra José Ramón Prado Bugallo,

Lo jóvenes “no dominan el proceso” como Sito Miñanco, “son narcotransportistas”

El inspector jefe de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (Udyco) aseguró que la Operación Mito, en la que fueron detenidas unas 40 personas en el conjunto del Estado y entre las que se encuentra José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, es la “excepción que confirma la regla” en la actual lucha contra la droga en Galicia. “Tiene que volver una persona de los 80 o los 90 para hacer algo como es dominar el proceso; en nadie de los jóvenes hemos visto eso”, explicó.
En una entrevista con Europa Press, el alto mando analizó la última operación que volvió a salpicar Galicia con registros en distintos puntos, con Cambados como punto neurálgico y con una decena de arrestados, entre los que también se encuentran el hijastro de Laureano Oubiña y una hija de Sito Miñanco.
El inspector jefe manifestó que, aunque redes como la que se atacó policialmente “parecía que no existían” (en Galicia), esta situación “no debe llevar ahora a modificar el discurso”: “Si tal, a matizarlo, pero nosotros con carácter general, seguimos diagnosticando que aquí sigue en vigor la figura del narcotransportista”. Es decir, hay “grupos en la ría de Arousa que con carácter general no tienen el nivel de actividad de la época de Sito Miñanco, lo que es dominar el proceso”.
“Tenemos que ver este episodio como algo de los de siempre”, insistió el inspector jefe, quien apuntó que actualmente hay una “atomización que lleva a la especialización”. Y se explica: “Lo que se ofrece (en Galicia) son determinados servicios, sobre todo derivado de nuestro saber marinero y eso se cobra en especie; ‘tengo una infraestructura, soy un buen piloto de planeadoras, tengo una lancha y oferto al mejor postor, y hoy trabajo contigo y mañana con otro’”. Esto podría “explicar”, añadió, que haya distintas familias de narcos que trabajen en una misma red. Sin embargo, sobre la detención del vilagarciano David Pérez Lago en un caso en el que ha estado vinculado Miñanco, deslizó sus dudas sobre que tuviesen una “relación tan potente”. “Una cosa es que se haya detenido y otra que tuvieran relación”, manifestó. Con todo, el jefe quiso matizar que él no conoce en detalle este caso en concreto –que se ha dirigido desde la capital española–.
Durante la entrevista, el agente, cuya identidad se mantiene en el anonimato por seguridad, reconoció que la “violencia” entre “grupos” dedicados a la droga, que “la ha habido” –remarcó–, “ha quedado bastante disimulada u oculta” en el caso de Galicia. “En algunos casos ni nos hemos enterado oficialmente”, señaló, porque “este mundo funciona así”. Dicho lo cual, y aunque subrayó que “no se debería asumir” ninguna violencia, manifestó que el nivel se podría definir como “moderado” en la comunidad.

Los contactos, “la clave”
Preguntado por si hay recursos necesarios para vigilar a los narcotraficantes y a personas como Prado Bugallo, que estaba en régimen de semilibertad cuando fue arrestado, el inspector jefe llamó la atención sobre el hecho de que esto “requiere muchos recursos y, aparte, hay un plus: son personas que saben perfectamente que pueden estar siendo vigiladas, con lo cual adoptan determinadas medidas de seguridad”.
Por otro lado, indicó que, cuando se lleva a cabo un operativo como la Operación Mito, en ese momento las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad “hacen un daño importante”. “¿Que eso sea suficiente y les impida retornar o que le han quedado otros bienes que incluso les puedan servir?”, enunció; “siempre” existe esa posibilidad porque, “al final, la clave son los contactos y los contactos no los desmantelas”, contestó.
Sobre las aprehensiones, el jefe de Udyco Galicia destacó que la actual ley permite destruir la droga con mayor rapidez y certificó que hay controles suficientes para que no vuelvan al mercado. “¡Por supuesto que sí, faltaba más!”, enfatizó, antes de asegurar que lo que “interesa es destruirla cuanto antes”, porque “es un riesgo tenerla ahí” y, con la última modificación legal, se puede hacer simplemente con que haya silencio administrativo judicial. Sin embargo, detalló que no se permite el decomiso de los bienes de forma inmediata a los investigados por narcotráfico, como piden asociaciones. “Es un poco complicado porque estarías anticipando que esa persona va a salir condenada”, argumentó. Respecto a las subastas de los incautados y preguntado por si tiene constancia de que haya personas que no acudan por miedo, respondió que no se ha visto “ese problema” y no se han recibido “denuncias” de este tipo.
Galicia y Arousa, ruta histórica
Respecto a la situación del crimen organizado en Galicia, el jefe de Udyco manifestó que “la singularidad” en la comunidad dentro de los delitos de este tipo es el “narcotransporte”, de cocaína, con los clanes de la ría de Arousa.
En este sentido, explicó que la comunidad es “ruta” para la entrada de la droga por “circunstancias históricas”, porque está en la fachada atlántica, frente a América. No en vano, recordó el primer viaje que se recuerda desde el Cono Sur “acabó en Baiona”, en referencia a La Niña, una de las carabelas que fletó el descubridor Cristóbal Colón.

Comentarios