lunes 30/11/20

El juzgado pide datos de la casa del familiar de la alcaldesa y del policía

El Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 4 de Cambados ha ordenado diligencias en las que solicita diversa documentación del Concello en la investigación que ha decidido seguir contra la alcaldesa,

Una vista del edificio judicial cambadés, donde se instruye el caso
Una vista del edificio judicial cambadés, donde se instruye el caso

El Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 4 de Cambados ha ordenado diligencias en las que solicita diversa documentación del Concello en la investigación que ha decidido seguir contra la alcaldesa, Fátima Abal, por supuestos delitos de revelación de secretos, lesiones psíquicas, contra la integridad moral, cohecho y prevaricación.

Sobre este último, el órgano judicial ha pedido que el Ayuntamiento, a través de su Secretaría, envíe el expediente relativo a la obra de rehabilitación de la vivienda del familiar de la regidora que había levantado cierta polémica política. Fue el año pasado, cuando se conoció que un agente de policía había informado de que la obra podría haber excedido la licencia.


Otras de las diligencias ordenadas por el juzgado y conocidas esta semana son relativas a la investigación por presunto ilícito de cohecho. En concreto, se requiere al Concello para que a través de Intervención y Secretaría se aporten informes sobre las horas extras realizadas en 2016 y 2017 por el entonces jefe temporal de la Policía Local, ahora único aspirante a una plaza por concurso de movilidad. En relación a este caso, también pide el juzgado que se le remitan las nóminas del oficial en las mismas anualidades y que se presente un informe sobre el parque móvil de vehículos oficiales del Ayuntamiento y si existe alguno adscrito al mismo agente.
Ligado a este asunto, hace unos días se conocían otras diligencias que el juzgado ordenaba por otro supuesto delito de prevaricación investigado, solicitando el envío del expediente del concurso de movilidad referido.

Sin comunicación
En todo caso, fuentes municipales indicaban ayer que en el Concello todavía no habría constancia ni comunicación de estos requerimientos judiciales. Al parecer, la huelga en la administración de Justicia gallega podría estar demorando la comunicación, por lo que la regidora tampoco podría hacer por el momento uso del derecho de recurso.

La denuncia que derivó en el inició estas actuaciones parte de otro funcionario de Policía, al que la regidora relacionó con la noticia falsa de su detención en Internet y que sigue investigándose judicialmente.
Fátima Abal defendió siempre la legalidad de las actuaciones tanto en la vivienda de sus familiares, en la labor del que fue jefe temporal de Policía y en el concurso de movilidad.

Comentarios