viernes 23.08.2019

El legado de Nahir sigue vivo para costear tratamientos sin cobertura pública de otros niños

El Magariños luce un contenedor especial de recogida de tapones creado por el taller de empleo

El punto de recogida de tapones creado por el Obradoiro de Emprego está en el Magariños y rinde tributo a Nahir  | m. ferreirós
El punto de recogida de tapones creado por el Obradoiro de Emprego está en el Magariños y rinde tributo a Nahir | m. ferreirós

El legado de la niña Nahir sigue vivo en Cambados y en la Fundación Amigos de Galicia, que mantiene su campaña de tapones solidarios para seguir ayudando a otros pequeños como a Noa Gago Alonso, de Verín, y que a los 17 meses le diagnosticaron diabetes infantil tipo I por la que precisa un sistema de monitorización de glucosa Dexcom y el receptor porque no están cubiertos por la Seguridad Social y la familia no puede costearlos. 

Por ella y otros menores continúan puntos de recogida como el del colegio Antonio Magariños donde además se sigue de un modo especial. Los alumnos del Obradoiro de Emprego han creado un contenedor especial para ello. Es un enorme corazón realizado en madera y que incluye una placa en recuerdo de la pequeña con parálisis cerebral que falleció el año pasado y que reza la frase su “sorriso permanecerá eternamente nos nosos corazóns”. Sus padres y dos de sus tías asistieron a su colocación, también la alcaldesa, Fátima Abal, y la trabajadora social de Amigos, Bibiana Riveiro, así como una de las alumnas que creó esta especie de monumento a la solidaridad. 

Permanecerá en el centro cambadés cuya comunidad escolar colabora desde hace tiempo en la iniciativa. Y es que siguen haciendo falta tapones. El primer objetivo de Amigos y la asociación Anedia es alcanzar 12 millones para lograr los 3.197 euros para el tratamiento de Noa, que en septiembre empezará el colegio y con el sistema mejorará su calidad de vida. Ahora, “al ser tan pequeñita hay que estar pendiente de ella día y noche, ya que todavía no sabe decirnos lo que le está pasando”, según sus padres.

Comentarios