• Miércoles, 20 de Junio de 2018

El Magariños y la Policía crean la primera patrulla escolar para lograr un Cambados más seguro

El colegio Antonio Magariños y la Policía Local pusieron ayer en marcha la primera patrulla escolar de Cambados que busca involucrar a los más pequeños

El Magariños y la Policía crean la primera patrulla escolar para lograr un Cambados más seguro
Dos escolares, ayudados por agentes, regularon la convivencia de coches y peatones a la entrada y salida del colegio| cedida
Dos escolares, ayudados por agentes, regularon la convivencia de coches y peatones a la entrada y salida del colegio| cedida

El colegio Antonio Magariños y la Policía Local pusieron ayer en marcha la primera patrulla escolar de Cambados que busca involucrar a los más pequeños en la búsqueda de la seguridad vial convirtiéndolos en protagonistas. Así, un grupo de alumnos ayudaron a los agentes en las labores de convivencia de coches y peatones, regulando el tráfico y los pasos de cebra a la hora de entrada y a salida de clase. Previamente, el cuerpo local realizó un trabajo de campo y formativo con los niños y los padres porque quiere implantar “gradualmente un debate social” sobre los comportamientos en esta materia para “entre todos facer unha vila máis calmada en temas de tráfico e segura para os nenos”, explicó el inspector jefe, Maximino Cid Ferro. 
La iniciativa forma parte de una campaña global de prevención, porque en ello reside “o éxito de calquera medida”, añade el agente, y tiene por objetivo reducir a la mínima expresión la principal causa de accidentabilidad: los atropellos. Lleva activa unas semanas y, en principio, el cuerpo está “contento” porque la “resposta é boa e cremos na educación”, añadió Cid Ferro. 

Retirada del tráfico pesado 
La iniciativa escolar también ha implicado a padres y profesores, para que prediquen con el ejemplo y todo el mundo ponga su granito de arena. El inspector recordó que se ha empezado en el Antonio Magariños por las situaciones de riesgo que se producen en su entorno. Está en el principal acceso a la localidad, en la Avenida de Vilariño, y se producen comportamientos inadecuados o situaciones a modificar, como cambios en la parada de un autobús o la retirada del tráfico pesado, cuestión que se está hablando con la Xunta. l