jueves 26/11/20

“Manolita” Domínguez recibe la Raia de Ouro 2019 y confiesa: “Ser redeira é como un vicio”

La atadora dedica el premio a su familia y a sus pupilas porque “son as mellores de todas as Rías Baixas”

Domínguez recibió el cariño de sus familiares, pero también de las atadoras que aprendieron con ella el oficio | cedida
Domínguez recibió el cariño de sus familiares, pero también de las atadoras que aprendieron con ella el oficio | cedida

La redeira Manuela Domínguez recibió ayer la Raia de Ouro de Portonovo en un acto donde quedó patente que no estaban equivocados quienes la eligieron para recibir la distinción más importante de la fiesta gastronómica. Y es que fueron tantas las muestras de cariño que, quien fuera una recta maestra, se emocionó llegando a asomar las lágrimas en sus ojos. Las mujeres a las que enseñó este oficio en el que se inició con tal solo 12 años la recibieron al grito de “¡Manolita, Manolita!”. Incluso se pudo ver una pancarta destacando la concesión del galardón a más de 40 años de dedicación a este duro oficio. No faltaron quienes lo aprendieron con ella; muchas mujeres que ayer quisieron entregarle un detalle en forma de ramo de flores. Su atadora más joven se encargó de leer el mensaje que tenían para ella: “Con tu maestría y coraje formas parte de nuestra vida como redeiras. Gracias por todo y por tanto. Tus atadoras”.


Domínguez devolvió todas estas muestras de cariño asegurando que “se non fora por elas hoxe non chegaba aquí. Son as mellores redeiras das Rías Baixas!”. Recibió la Raia de Ouro de manos del alcalde, Telmo Martín, y en presencia del patrón mayor, Juan José Besada, y el concejal de Turismo, Suso Sueiro. Ella lo recibió “moi orgullosa e tamén nerviosa”, tal y como confesó a su enfervorizado público, al que también reveló: “Quen me dera seguir traballando, pero xa non me queren en ninguna parte porque se me sento téñenme que axudar a levantar”. Y es que para “Manolita” atar redes “é como un vicio”. 


No olvidó a su hijo, su nuera y su nieto y quiso agradecer también a Ana Cancela y a Marcelino Agís la creación del libro “As mulleres entre redes” donde visibilizan a este colectivo laboral que hasta hace no mucho era invisible a ojos de la administración respecto a derechos laborales.

Comentarios