Mar de Santiago se convierte en asociación con la acusación de “ilegalidad” en Vilanova

Una de las votaciones en la sesión plenaria de ayer | gonzalo salgado

Un nuevo atípico pleno en Vilanova dio ayer luz verde a la adhesión del Ayuntamiento a la naciente constitución de Mar de Santiago como asociación. Lo hizo gracias a la mayoría de los votos populares, pero con el “no” de la oposición presente. PSOE y Gañemos afirmaron que esta incorporación es una “ilegalidade”, en tanto la legislación de régimen local no permitiría a los ayuntamientos incursos en un plan de ajuste poder “participar na constitución doutros organismos”, consideró el portavoz socialista, Javier Dios. Elena Cores, desde Gañemos, también afirmó que “é ilegal” y no solo eso sino que “non ten ningún sentido”, al entender que los ayuntamientos por sí solos ya tienen competencias en turismo, sin necesidad de buscar nuevas integraciones, y que, en cualquier caso, Mar de Santiago ya está constituido como geodestino.


La réplica de Durán

El alcalde, Gonzalo Durán, mantiene su decisión de no responder a la oposición, desde hace meses, a quienes acusa de no condenar públicamente en su día el lanzamiento de un artefacto incendiario contra su vivienda. Por ello, este Pleno extraordinario, de tres puntos, incluido el debate y aprobación del presupuesto municipal, se liquidó en tan solo diez minutos.


El popular sí atendió a la prensa concluida la sesión, dando entonces las explicaciones sobre estas materias. Sobre la polémica por Mar de Santiago, explicó que una vez constituido el geodestino, los ayuntamientos que lo forman quieren concurrir a importantes ayudas europeas de los fondos Next Generation y, para ello, uno de los requisitos es estar formalmente constituidos como asociación. No fue necesario para optar a subvenciones autonómicas, pero sí para perseguir las europeas. “Necesitamos tener cierto volumen de población para poder concurrir y, por eso, nos asociamos cuatro ayuntamientos”: Vilanova, Catoira, Valga y Pontecesures.


Sobre la supuesta ilegalidad que denuncia la oposición, niega la mayor. Y lo hace con los informes jurídicos de su parte: “El interventor y el secretario dicen que es legal”. “Lo que no podría el Ayuntamiento es aportar fondos propios” al nuevo colectivo, algo que no se hace, respetando así la legislación, señala. La interpretación es diferente a la opositora, ya que el socialista afirmó en Pleno que Vilanova no podía acogerse a ninguna de las excepciones previstas en la normativa. Se verá.


Críticas a la inversión

También el presupuesto municipal de 2022 tuvo reproches de la oposición. Primero, por llegar tarde. Y, sobre todo, porque de los alrededor de siete millones de euros totales, tan solo unos 77.000 van a inversiones directas. “Unha auténtica vergoña que os ingresos do pobo só revirtan nun 1 % para obras e inversións”, lamentó Javier Dios. El socialista comparó otros presupuestos más modestos en municipios vecinos: A Illa, con “máis de dous millóns en inversións”; Meis, “con inversións seis veces superiores a Vilanova a pesar de ter a metade de presuposto” o las “nove veces máis” que invierte Ribadumia en este capítulo. Gañemos volvió a incidir en su petición de recorte de salarios políticos y de cargos de confianza para obtener más fondos para invertir en la localidad.


Mejora de la deuda

Durán, concluido el Pleno, apuntó a este Diario una visión muy diferente del presupuesto de 2022. “Las inversiones van a superar los dos millones de euros. Lo que pasa es que nosotros gestionamos y no lo hacemos con fondos propios”. Se harán a cargo de programas de otras administraciones que, en rigor, ocupan también parte de las inversiones incluidas en algunos de los otros municipios citados por el PSOE. “Habrá asfaltados en todas las parroquias, alcantarillados, mejoras en el pabellón de deportes y la senda a Cambados”, adelantó.


Además, el regidor destacó una importante mejoría en los indicadores económicos. La deuda “bajó de 9 a 6 millones de euros” y el periodo medio de pago a proveedores, desde los alrededor de 450 días a 104. “El mes de marzo estaba pagado a finales de abril. Es la mejor situación económica del Ayuntamiento en los últimos cuarenta años”, opinó.


En la modificación puntual número 18, en Deiro de Arriba, el PSOE se abstuvo y Gañemos votó en contra.

Mar de Santiago se convierte en asociación con la acusación de “ilegalidad” en Vilanova

Te puede interesar