lunes 16.12.2019

Martín acusa a PSOE y BNG de Poio de hacer “propaganda” con el saneamiento

Asegura que intentan dar la imagen de que el gobierno socialista “soluciona lo que la Xunta no pudo”, pero la “realidad es otra”

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, y algunos concejales de su gobierno en un pleno | gonzalo salgado
El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, y algunos concejales de su gobierno en un pleno | gonzalo salgado

El gobierno popular de Sanxenxo cargó ayer contra el BNG y el PSOE de Poio acusándoles de atribuir el mérito del proyecto de saneamiento valorado en 24 millones para ambos municipios al actual Ministerio socialista y dar la imagen de que la Xunta “no fue capaz”, cuando “la realidad”, añade, es que estaba incluido en el último presupuesto general aprobado por el popular Mariano Rajoy. De hecho, considera que usaron el acto de presentación “para hacer propaganda y partidismo del más rancio”.

Al acto, celebrado el pasado miércoles por el Ministerio para la Transición Ecológica, que financia esta actuación a través de Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), acudió el alcalde sanxenxino, Telmo Martín, y su homólogo de Poio, el nacionalista Luciano Sobral y su socia de gobierno Chelo Besada. Según su ejecutivo, la nacionalista y los perfiles oficiales de Facebook del PSOE y del BNG de Poio emitieron unas declaraciones y comentarios “aprovechando para cargar contra la Xunta” en lo que considera un “ejercicio de parcialidad propio de partidos que llevan muchos años gobernando” y para “trasladar a la opinión pública un slogan: el gobierno del PSOE soluciona lo que la Xunta no fue capaz”. Esto es, años de desencuentros entre ambos municipios por la localización de una depuradora que zanjara los problemas de saneamiento de sus núcleos de Raxó y A Granxa.

“Falta de respeto institucional”
También lo calificaron de “falta de respeto institucional” y aseguraron que la “realidad es bien distinta” porque la declaración de interés general del proyecto para ampliar la EDAR de Paxariñas y otras actuaciones, valorado en 24 millones de euros, se incluyó en los presupuestos de 2018 “aprobados por el gobierno de Rajoy y se concretó días después de tomar posesión la actual ministra”, pero además, añadieron las mismas fuentes, “es evidente que un plan de esta magnitud requiere meses de trabajo previo de los técnicos de Acuaes”. 

Creen que Besada actuó con “entusiasmo desmedido” porque, “leyendo sus declaraciones pudiera desprenderse” que la inversión correspondiente al municipio vecino “es mucho mayor” al 10% que, asegura, le corresponde. 

Sin informar a la Xunta
Afirmaron las mismas fuentes del gobierno popular que les sorprendió que ambos partidos usaran el acto “para hacer propaganda y partidismo del más rancio”, pero también que el “gobierno de España no haya informado a la Xunta de Galicia del proyecto”. Así, concluyen que “los vecinos de Poio se merecen la generosidad de Sanxenxo, pero no es el caso de algunos de los miembros de su gobierno”.

Comentarios