martes 11/8/20

Medio Ambiente autoriza un cambio urbanístico para regularizar el suelo en Rañas

La Dirección Xeral de Calidade Ambiental de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio de la Xunta ha dado luz verde a un nuevo cambio urbanístico que el Concello de Vilanova

Una vista del núcleo, atravesado por el vial EP-9703, cerca del polígono | concello
Una vista del núcleo, atravesado por el vial EP-9703, cerca del polígono | concello

La Dirección Xeral de Calidade Ambiental de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio de la Xunta ha dado luz verde a un nuevo cambio urbanístico que el Concello de Vilanova impulsa en sus Normas Subsidiarias. Se trata de la modificación puntual número 21, que afectará al núcleo de Rañas, cerca del polígono industrial de Tremoedo.

El objetivo es establecer una nueva delimitación para adaptar el asentamiento, incluyendo parcelas ya edificadas con viviendas. La Xunta concluye que con este cambio urbanístico “non se agardan efectos ambientais significativos”, por lo que decide no someter el proceso al trámite de evaluación ambiental estratégica ordinaria, que habría supuesto una mayor dilatación de los plazos.
La zona cuenta originalmente con calificación de suelo no urbanizable de núcleo rural tradicional. El proyecto excluirá pequeñas áreas que pasan a calificarse de suelo rústico. Además, se delimitará una zona como núcleo rural tradicional y dos zonas discontinuas como núcleo rural común, afectando en total a una superficie de unos 35.585 metros cuadrados.

El proyecto de modificación fue sometido a exposición pública. Durante este tiempo se presentaron informes del Instituto de Estudos do Territorio, que no ha apreciado efecto significativo alguno en el paisaje; consideraciones técnicas de la Dirección Xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo y varias observaciones de la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural que el Concello sí deberá atender. Entre estas últimas destaca la necesidad de identificar e inventariar elementos tradicionales que “poden posuír valores culturais” como edificaciones, cierres, caminos tradicionales, hórreos, canales y fuentes. Se deberán estudiar y delimitar todos ellos, prestando atención a la posible existencia de elementos susceptibles de protección bajo la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

Comentarios