viernes 7/8/20

Medio Rural concede más de 300.000 euros en ayudas a comuneros de O Salnés y Ulla-Umia

Las subvenciones se destinarán a sufragar actuaciones para la prevención de incendios y para nuevas plantaciones

Operarios durante una limpieza en montes de la comarca de O Salnés | gonzalo salgado
Operarios durante una limpieza en montes de la comarca de O Salnés | gonzalo salgado

La Consellería do Medio Rural ha aprobado la concesión de más de 300.000 euros en ayudas a comunidades de montes de las comarcas de O Salnés y del Ulla-Umia para ejecutar acciones silvícolas de prevención de los daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y para el incremento de la capacidad de adaptación y del valor ambiental de los ecosistemas forestales.

Los montes de Vilagarcía están entre los beneficiarios de estas subvenciones que están cofinanciadas por el fondo europeo Feader. En concreto, mediante las comunidades de monte de Bamio y de Cea, a las que ha concedido ayudas por importe de 17.689 y 42.533 euros, respectivamente. El destino del dinero será la realización de trabajos de roza y poda. En O Salnés, también se le han concedido 38.745 euros a la de San Tomé de Nogueira (Meis).

La comarca del Ulla-Umia por su parte tiene más comunidades beneficiarias. Así, los comuneros de San Miguel de Valga recibirá 28.460 euros y los de Sete Coros, en la misma localidad, 4.543 euros. Cuntis y Caldas también recibirán fondos de esta línea de Medio Rural a través de Couselo y Cequeril (56.407 y 11.451 euros, respectivamente) y 57.000 euros para la de Bemil.

La convocatoria ofrecía dos líneas de ayudas: una para la realización de tratamientos silvícolas preventivos de incendios forestales y otras para tratamientos silvícolas –rareos, desmestas, podas, cortas de formación, rozas, etc.– y plantaciones puntuales de determinadas árboles, directamente vinculados al incremento de los valores ecológicos de los bosques.

Expedientes denegados

La Xunta también hizo públicos los expedientes que se han denegado. Así se desestimaron las subvenciones solicitadas por la comunidad Santa María de Caldas, por presentar “documentación incorrecta después del requirimiento”, y en el otro caso porque el presupuesto disponible ya estaba agotado. También la entidad San Miguel de Catoira no ha obtenido respuesta positiva a su petición porque los trabajos planteados no eran viables, según fuentes autonómicas.

Comentarios