Melchor Charlín recibe el alta y la investigación del asalto sigue abierta

La Guardia Civil prosigue con la investigación para identificar y localizar a las personas que el miércoles asaltaron y agredieron al patriarca del clan de los Charlines, Manuel Charlín Gama

Melchor Charlín recibe el alta y la investigación del asalto sigue abierta
Un momento de la agresión a una reportera de televisión | gonzalo salgado
Un momento de la agresión a una reportera de televisión | gonzalo salgado

La Guardia Civil prosigue con la investigación para identificar y localizar a las personas que el miércoles asaltaron y agredieron al patriarca del clan de los Charlines, Manuel Charlín Gama, de 85 años, y a su hijo Melchor Charlín Pomares, de 56 años, en la casa familiar de Vilanova de Arousa. Este último recibió ayer el alta hospitalaria tras permanecer en observación debido a las importantes lesiones recibidas.

Fuentes próximas a la investigación señalaron que sobre el motivo del asalto y agresión se barajan “todas las posibilidades”, entre ellas que se tratase de un ajuste de cuentas con esta familia que acumula diversas condenadas por narcotráfico y blanqueo de capitales. Por ello, el Instituto Armado continúa con la investigación para esclarecer unos hechos que las víctimas atribuyen a un intento de robo, según manifestaron a agentes que acudieron al domicilio afectado. También apuntaron que los asaltantes tenían acento sudamericano.

Melchor Charlín recibió el alta hospitalaria a las 8:30 horas de ayer tras la “buena evolución” experimentada durante la noche en observación en el Hospital do Salnés. Por su parte, su padre y patriarca del clan recibió el alta en la mañana del miércoles tras ser atendido de las contusiones que presentaba. Ambos recibieron fuertes golpes en la cabeza y en otras partes del cuerpo.
El asalto se produjo cerca de las nueve de la mañana en la calle Xesteira de Cálago, en Vilanova, cuando, según los Charlines, dos hombres encapuchados accedieron a la vivienda con la intención de llevarse dinero y que, de hecho, así se lo pidieron. En el interior se encontraba una tercera persona, la actual pareja de Charlín Gama, que se puso a salvo mientras duró el asalto y resultó ilesa.

Según el relato ofrecido por el patriarca y su hijo, todo sucedió muy rápido y, al parecer, los dos individuos no lograron llevarse nada. Nos los pudieron reconocer e iban armados con un palo y lo que parecía un arma de fuego.

Agresión a los periodistas
Por otra parte, el Colexio de Xornalistas condenó la agresión provocada por otro hijo de Charlín, Manuel Charlín Pomares, conocido como Manoliño, y otras dos familiares (una de ellas era una nieta del patriarca) a los periodistas que se encontraban ante la puerta de la casa familiar y llegaron a agredir a dos fotógrafos y a una reportera de televisión a la que también rompieron su móvil.

Culparon “a la prensa y a la serie de televisión ‘Fariña’, de la agresión” y el Colexio “no puede sino condenar estos lamentables actos, que representan un ataque más a los periodistas en el desempeño de su labor”. Además, recordó que la ley “establece que el derecho a la información prevalece sobre el derecho a la imagen cuando ésta se capta con fines informativos y sobre un suceso de actualidad”. Por ello, “la estrategia de culpar a los informadores del asalto producido no es más que un modo de atacar al mensajero” y, subraya, “atenta contra la libertad de información”. También expresó su solidaridad con los profesionales agredidos y recordó que “para la necesaria convivencia entre el derecho a la información y el derecho a la imagen es imprescindible un escenario libre de violencia”.