lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Multan a una isleña que robó en el Decathlon y no se presentó al juicio porque era en Vigo

Sección quinta de la Audiencia Provincial donde se tendría que haber celebrado el juicio

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha confirmado una pena de multa contra una vecina de A Illa de Arousa que robó unas prendas en el Decathlon de Vigo y no se presentó al juicio, alegando de forma reiterada las dificultades de desplazarse desde la localidad insular hasta la ciudad olívica, donde tuvo lugar la vista de la causa. 


Los hechos se remontan a septiembre de 2021. El día 26 de aquel mes, sobre las cinco y cuarto de la tarde, fue declarado probado que la isleña accedió al Decathlon de la carretera de Madrid en Vigo “y se apoderó de tres prendas de ropa, valoradas en 50,97 euros”. Al intentar salir con ellas por la línea de cajas, “sin abonarlas”, fue interceptada por el vigilante de seguridad, que se hizo con estas prendas, que la acusada llevaba “ocultas en su bolso”.


La mujer fue condenada en primera instancia por el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo a quince días de multa a razón de seis euros diarios, así como responsabilidad subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos días de cuota de multa no satisfecha, si se algunos de estos pagos no fuesen, pues, abonados.


La condenada recurrió en apelación ante la Audiencia que, no obstante, desestimó su recurso y ratificó la sentencia inicial, contra la que ya no cabe recurso alguno. 


En los razonamientos jurídicos del fallo, el tribunal señala que la acusada “ni siquiera ha comparecido a la vista” y que “no consta causa de su inasistencia”, “sin que las alegaciones reiteradas de las dificultades de desplazarse desde la Isla de Arosa hasta esta ciudad de Vigo, no pueden ser atendidas, pues la práctica cotidiana pone de manifiesto la facilidad de desplazarse en tren desde Villagarcía a esta ciudad, para acudir con margen de tiempo suficiente”, esgrime el magistrado. 



Argumentos de la apelación


El fallo echa por tierra los intentos de la apelación de hacer ver un posible error en la apreciación de la prueba, alegando que la condenada no fue en realidad la autora de la sustracción. No obstante, la sala señala que el testimonio del vigilante la señala a ella y este “ni siqueira puede ser puesto en tela de juicio por el de la denunciada”, al no haber acudido a la vista. 


También pedía la sustitución de la pena de multa por su localización permanente o trabajos comunitarios. La Audiencia señala que esta segunda petición se resolverá una vez que se haya instado el pago, voluntario o por vía de apremio, de la penalidad de la multa impuesta. 


Las costas de la alzada fueron declaradas de oficio, al igual que lo fueron las del procedimiento en el juzgado vigués.

Multan a una isleña que robó en el Decathlon y no se presentó al juicio porque era en Vigo

Te puede interesar