lunes 10/8/20

Una sentencia reduce a 2.076 euros lo que debe pagar la propiedad del Cine O Marino

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Pontevedra estimó parcialmente el recurso interpuesto por la propiedad del antiguo Cine O Marino contra el Concello de O Grove

el cine o marino, en la céntrica calle del mismo nombre
el cine o marino, en la céntrica calle del mismo nombre

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Pontevedra estimó parcialmente el recurso interpuesto por la propiedad del antiguo Cine O Marino contra el Concello de O Grove a raíz de l reclamación, por parte de la administración local, de 17.772 euros por los trabajos de apuntalamiento y medidas adoptadas pra garantizar la seguridad pública tras el desprendimiento, en el año 2010, de parte de la cubierta del inmueble.
En septiembre de 2012 el alcalde firmó una resolución exigiendo el pago de esta cuantía al propietario del edificio, José Lores González, que acudió entonces a los tribunales de lo contencioso alegando que no se le dio trámite de audiencia antes de fijar el importe de las obras y argumentando también que los trabajos de apuntalamiento eran “innecesarios”. Así lo declararon en la vista oral dos técnicos aportados por la parte recurrente, que indicaron que “el refuerzo estructural no sirvió para nada” porque lo que se apuntaló fue un cerramiento y no un elemento estructural. El arquitecto municipal, Alfonso Estévez, que fue el que en su día determinó la supuesta necesidad de apuntalar la fachada exterior del antiguo cine, explicó, por su parte, que fueron la urgencia del momento y la intención de evitar males mayores para que la fachada no se desplomase hacia la vía pública los motivos por los que optó por el apuntalamiento.
La magistrada indica en la sentencia que existen “serias dudas” sobre si esa medida era o no necesaria, interpretando que el arquitecto municipal actuó “de forma precipitada”, aunque “con buena volundad”. Así, concluye que “no es posible considerar necesarias todas las medidas urgentes adoptadas por el Concello”, sino únicamente el vallado perimetral del inmueble, lo cual reduce el importe a satisfacer por parte de la propiedad del cine a 2.076,10 euros. La resolución por la que el Concello pedía 17.772 euros es, según la jueza, “no conforme a derecho en lo relativo a la cuantía”.

Comentarios