domingo 1/11/20

Las obras del desdoble de Beiramar comienzan el lunes y estarán listas a finales de año

Los trabajos no afectarán al tráfico rodado y el mercadillo semanal volverá a O Corgo el 2 de octubre
Plano de la obra prevista en el lugar | CEDIDA

El tan esperado desdoblamiento de Beiramar será una realidad a finales de este año. Ese es el convencimiento del alcalde O Grove, José Antonio Cacabelos, quien anunció ayer que las obras para convertir la avenida en un vial con dos carriles de circulación comenzarán el próximo lunes 21 de septiembre. En el día de ayer, el regidor acompañado de la empresa Marconsa y los técnicos del Concello, visitaron la obra para el replanteo y la realización del estudio topográfico por parte de los técnicos de la adjudicataria.

Las obras, adjudicadas a Marconsa que presentó una oferta por importe de 460.306,54 euros, tienen un plazo de ejecución de tres meses y desde el gobierno local esperan que el desdoble esté totalmente terminado a finales de año. Para lograr cumplir los plazos, la empresa comenzará a trabajar con dos cuadrillas, una de ellas se encargará del tramo inicial desde la estación de autobuses hasta el puente de A Toxa, mientras que la otra lo hará desde el puente hasta la O Corgo, realizando las dos actuaciones de manera simultánea para agilizar el proceso lo máximo posible y que no afecte al uso de la zona.

Mercadillo de vuelta a O Corgo

Sobre esto, el alcalde asegura que los trabajos van a ser “compatibles” con el tráfico, por lo que no se cortará el tránsito de vehículos, sin embargo, obligará, tal y como tenía previsto el Concello, a trasladar de nuevo el mercadillo semanal de los viernes a su ubicación tradicional en O Corgo, desde el próximo 2 de octubre. Cabe recordar que el mercadillo se trasladó a Beiramar con motivo de la situación sanitaria, pero la intención del gobierno local es que en los próximos años, los puestos estén en esa zona durante el verano, y vuelvan a O Corgo en los meses de invierno.

En todo caso, los trabajos que comienzan el próximo lunes consistirán en el desdoble del vial, habilitando el doble sentido de entrada y de salida a O Grove por esa zona, se ampliarán las aceras, sobre todo en las zonas de restaurantes y edificios para “facilitar la colocación de las terrazas y la movilidad de los peatones”, se mejorarán los aparcamientos y además, se cambiará el suministro de redes de abastecimiento de agua y saneamiento que se en encuentran en mal estado.

Cacabelos espera que el perjuicio para usuarios y vecinos sea el menor posible y desde el Concello confían en que las obras se desarrollen “con normalidad, sin parones y que se cumplan los plazos establecidos” para que a finales de año se pueda disfrutar de esta actuación, “que es de las más importantes que se van a acometer en O Grove en los próximos tres años”, asegura el regidor meco. l

Comentarios