domingo 27/9/20

Las obras de humanización de la carretera de San Vicente pararán durante julio y agosto

Las obras de humanización de la carretera de San Vicente pararán durante los meses de julio y agosto para evitar molestias al vecindario y el turismo durante los meses de verano.

Las obras de humanización de la carretera de San Vicente pararán durante julio y agosto

Las obras de humanización de la carretera de San Vicente pararán durante los meses de julio y agosto para evitar molestias al vecindario y el turismo durante los meses de verano. Así lo anunció ayer el diputado provincial de Movilidad, Uxío Benítez, durante su visita a los trabajos de mejora de la carretera. “O proxecto da estrada de San Vicente é estrela para o Concello pero tamén para a Deputación. Vai ser exemplo na provincia e tamén fóra das nosas fronteiras de como se fomenta unha mobilidade enfocada ás persoas”, aseguró.
Benítez comprobó el alto nivel de ejecución de la obra. Ya está finalizado todo el ensanche de la sección de la plataforma, las canalizaciones de telefonía y electricidad, así como la instalación de tuberías de saneamiento y pluviales.
El diputado nacionalista explicó que se acondicionará todo el ámbito de actuación para que en verano quede garantizada la seguridad de los usuarios y que los trabajos se retomarán en septiembre con la finalidad de cumplir el plazo de cuatro meses de ejecución.
El responsable de la red viaria de la Deputación apuntó su satisfacción al ver que una vez se va ejecutando la obra se visualiza que “será un exemplo de como se poden facer obras doutra maneira”. El proyecto tiene un ámbito de actuación de 900 metros entre el cruce con la carretera provincial EP-9101 y la iglesia de San Vicente. Habrá una senda de 2,5 metros de ancho delimitada por elementos de iluminación y con rodadura diferenciada de hormigón, y zonas de convivencia de peatones y coches sobreelevadas en las que habrá prioridad peatonal y los vehículos no podrán superar los 20 kilómetros hora.
Como elementos de seguridad viaria se instalarán cinco pasos de cebra sobreelevados “lombos” y diez reductores físicos de velocidad de vehículos. Además, se incluirá el derrumbe de una parte de una construcción en una curva muy cerrada que impedía la visibilidad para los conductores. Hay que recordar que la actuación incluirá la reforma del entorno de la iglesia de San Vicente creando una nueva plaza con diferentes pavimentos, adoquín y piedra, delimitados por bolardos, dejando un espacio de acceso exclusivamente peatonal.
El presupuesto de la obra, más de 540.000 euros, se financiará gracias a un convenio de colaboración firmado entre la Diputación y el Concello, aportando la institución provincial el 80% y la municipal el 20% restante.
El alcalde de O Grove, José Cacabelos, destacó ayer también que la reforma de la carretera de San Vicente fue una de las mejoras que el Concello reclamó prioritariamente desde su llegada al gobierno. “Esta actuación viña sendo demandada polos veciños e ninguén fora capaz de sacala adiante e a verdade é que dende o primeiro momento, dende a primeira reunión que mantivemos, tivemos a colaboración do deputado de Mobilidade Uxío Benítez. A partir de aí o proxecto comezou a tomar consistencia e facerse realidade”, dixo. La obra fue calificada por el regidor como “importantísima”. l

Comentarios