lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Un paquete de mejoras de viales por 1,3 millones llegará a Ribadumia, Vilanova, Cambados, Sanxenxo, Meis y O Grove

El delegado de la Xunta visitó ayer un tramo de la PO-300 en Ribadumia, junto al alcalde y otros representantes locales | cedida

Seis de los nueve municipios de la comarca de O Salnés se beneficiarán de un paquete de mejoras en carreteras para el que la Xunta de Galicia inicia los trámites de contratación, junto a otras actuaciones análogas en la comarca de Pontevedra, y con un presupuesto total de 1,3 millones de euros.


La actuación principal se hará en el corazón de la comarca saliniense, a lo largo de ocho kilómetros de la PO-300 que permiten enlazar los ayuntamientos de Meis, Cambados, Vilanova y Ribadumia. Además, se actuará en Sanxenxo, O Grove, Poio y Pontevedra.

El anuncio lo hizo ayer el delegado de la administración autonómica en Pontevedra, Luis López, durante una visita a la citada PO-300, en Ribadumia, junto al alcalde de esta localidad, David Castro, y otros representantes municipales.


En total serán 14,7 kilómetros de vías que serán mejorados. El procedimiento de contratación todavía tiene abierto el plazo de admisión de ofertas, con lo que las empresas interesadas podrán aspirar a la obra, presentando sus ofertas, hasta el 9 de mayo.


Fresados y asfaltados

En síntesis, se trata del fresado de los pavimentos en mal estado y dotación de nuevas capas de rodadura, con reposición de las marcas viales y el balizamiento en ocho tramos a su paso por un total de ocho localidades pontevedresas.


En la referida PO-300 se actuará en los puntos kilométricos 2+680 y 6+320 y, por otra parte, 6+790 y 11+720; en la PO-308 en Sanxexo se intervendrá en los puntos kilométricos 28+100 y 28+480; entre el 0 y el 1+180 de la PO-309 en Poio; del 0 al 1+580 de la PO-312 y del 0 al 1+800 de la PO-316, ambas en O Grove; y, finalmente, en los tramos comprendidos entre los kilómetros 7+600 y 8+150 y también del 8+350 al 8+900 de la PO-531, a su paso por Pontevedra.


Además de la renovación del pavimento, el proyecto también incluye la mejora de los cruces entre la PO-300 y la PO-309, del acceso a otra carretera anexa en la referida PO-300, así como la instalación de dos pasos de peatones elevados en la PO-312, tal y como detallaron desde el gobierno gallego.


Seis meses de plazo

Las obras del proyecto, una vez iniciadas, contarán con un plazo máximo de ejecución de los trabajos de seis meses.


Eso sí, todavía habrá que esperar para su inicio. Tal y como adelantó ayer el delegado de la Xunta, la previsión es que las actuaciones “comezarán na parte final do verán” para, de ese modo, “non interferir no tráfico dunha zona tan turística” durante la temporada alta, cuando mayor es la población en el entorno y más desplazamientos se dan en las carreteras, con atascos frecuentes durante la canícula en las vías principales hacia localidades costeras.


En todo caso, Luis López también indicó este lunes en Ribadumia que “avanzamos neste proxecto, de gran importancia para as bisbarras de Pontevedra e O Salnés, xa que favorecerá a circulación e reforzará a seguridade viaria de ata seis estradas, beneficiando de xeito directo aos máis de 162.000 habitantes destes oito concellos”, concluyó el delegado autonómico.

Un paquete de mejoras de viales por 1,3 millones llegará a Ribadumia, Vilanova, Cambados, Sanxenxo, Meis y O Grove

Te puede interesar