sábado 5/12/20

La Parroquia reabre el debate sobre la gestión pública de los cementerios

El Arzobispado insiste en ceder solo el uso y no la propiedad al Concello y convoca a los vecinos a una charla informativa 
Imagen de archivo de la ampliación del cementerio de Santa Mariña | gonzalo salgado
Imagen de archivo de la ampliación del cementerio de Santa Mariña | gonzalo salgado

La parroquia Santa Mariña Dozo quiere reabrir la negociación con el Concello para poner fin al problema de mantenimiento que arrastran desde hace años los cementerios de Santa Mariña y Fefiñáns. Para ello propone  la creación de una comisión mixta capaz de llegar a un acuerdo, aunque parece difícil porque el Arzobispado insiste en ofrecer una cesión de uso por 50 años, pero no de propiedad, y el gobierno local no está dispuesto a realizar inversiones en unas instalaciones que no son suyas. Con todo, este domingo, a las 17 horas, en A Xuventude, un representante de la institución eclesiástica ofrecerá una charla informativa para explicar los motivos y pormenores de su propuesta. 

El párroco, José Aldao, explicó ayer que la propuesta de la Iglesia cuenta con un informe de viabilidad y cree que ofrece margen suficiente con 50 años de concesión, prorrogables cada quinquenio, para que el Concello actuara con “total libertad” en las instalaciones. Pero sobre todo, trasladó el deseo de los propietarios de que haya un “principio de acuerdo” y se cree esa comisión formada por representantes de la parroquia y del gobierno local para “juntos, solucionar un problema que se arrastra desde hace años” porque “si no se busca otra fórmula entre vecinos, cada uno cuidará solo de su sepultura”, lamentó el sacerdote. 

Vecinos a favor
Esto supone que haya cuestiones del mantenimiento general de los camposantos desatendidas, a pesar de que el Ayuntamiento viene realizando tareas puntuales, en fechas especiales como Difuntos. Y sucede así desde hace años, de hecho, en 2013 se intentó crear una comunidad de propietarios con el pago de una tasa anual de 20 euros, pero tras consultar a varias empresas, se dio por inviable. Con la entrada del cuatripartito, en 2015, se abrió una nueva vía con la posible municipalización de las instalaciones apoyada por una asamblea de 200 vecinos. Su idea es crear un servicio público con la consiguiente ordenanza para el cobro de las correspondientes tasas y para ello era necesario obtener la titularidad y así lo pidió al Arzobispado en 2016. La contestación llegó dos años después y no fue la esperada: solo ofrecía el modelo de concesión de uso. 

El Ayuntamiento también tiene especial interés porque además de lugar de sepultura, el de Santa Mariña es un Bien de Interés Cultural (BIC) y uno de los principales recursos turísticos de la localidad.

Comentarios