domingo 25/10/20

Patrimonio autoriza las catas en Cálago, que arrancarán el lunes

El Concello de Vilanova recibió esta semana la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural que se esperaba para poder dar inicio a las catas arqueológicas en el entorno de la torre de Cálago

Se investigará el suelo del entorno de la torre del campanario, único vestigio a la vista | gonzalo salgado
Se investigará el suelo del entorno de la torre del campanario, único vestigio a la vista | gonzalo salgado

El Concello de Vilanova recibió esta semana la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural que se esperaba para poder dar inicio a las catas arqueológicas en el entorno de la torre de Cálago. Las excavaciones darán comienzo este lunes y se prolongarán durante trece días, tal y como explicaron ayer el alcalde, Gonzalo Durán, y la técnico de la intervención, Alicia Padín. 
Se realizarán un total de cuatro sondeos en otras tantas localizaciones cerca del campanario existente. La primera se dirigirá justo al pie de este, para comprobar sobre qué se asienta y qué restos se conservan a su alrededor. La segunda se hará en lo que se considera el medio del poblado castreño anterior, que se supone podría datarse entre los siglos I y II o incluso antes. El tercer sondeo se hará cerca de la muralla, acceso y croa de este castro, donde ya aparecieron algunos restos a la vista durante una limpieza profunda realizada en primavera. La última cata se hará en lo que se considera la terraza del asentamiento castreño. 
La inversión será de unos 12.000 euros, financiados a partes iguales por el Concello y la Xunta de Galicia. 
Se prevén hacer jornadas intensivas de excavación, en horario de 7:30 a 15:30, bajo la dirección de Mario César Vila y la codirección de Francisco Alonso Toucido. Completarán el equipo las arqueólogas vilanovesas Marta Pedrouzo y Vanesa Lago, además de Padín. 
Ya se cuenta también con una considerable lista de voluntarios, aunque, eso sí, ayer hacían un llamamiento a la responsabilidad de los vecinos y visitantes para evitar pisar las excavaciones mientras estas estén abiertas. Segunda fase
Una vez se terminen las catas, el terreno será restituido para ocultar los restos, preservándolos. Durán avanzó ayer que tienen intención de hacer una segunda fase de excavación el próximo año, configurándola en función de los resultados y hallazgos que puedan documentarse esta vez.
Tanto Durán como el teniente de alcalde, Javier Tourís, indicaron que de poder encontrar vestigios del monasterio, se convertirían en un “atractivo patrimonial y turístico” de primer orden en la comarca. Este monasterio está documentado desde al menos el siglo VII y sería anterior en cerca de seis centurias al célebre monasterio de A Armenteira en Meis, subrayaron este jueves.
En el pasar de los años, han aparecido restos en el entorno de  Cálago como cerámicas, monedas y la célebre fíbula hallada en 1958 que hacen que los investigadores tengan “moitas expectativas” en esta excavación, resumía ayer Alicia Padín. l

Comentarios