lunes 09.12.2019

El Plan Energético logra rebajar la factura eléctrica anual del Ayuntamiento en 95.000 euros

La Concellería de Obras e Servizos inició a finales de 2015 un proyecto de mejora del servicio de alumbrado público buscando la eficiencia energética,

Abal Varela y el asesor Capelo en la plaza de A Merced | cedida
Abal Varela y el asesor Capelo en la plaza de A Merced | cedida

La Concellería de Obras e Servizos inició a finales de 2015 un proyecto de mejora del servicio de alumbrado público buscando la eficiencia energética, el ahorro económico y, sobre todo, terminar con las continuas averías que registraban determinadas zonas. De hecho, se realizó un cambio de compañía de mantenimiento y se pusieron en marcha diferentes actuaciones que, a día de hoy, han conseguido, entre otras cosas, reducir la factura anual en 95.000 euros. 
El concejal José Ramón Abal Varela explicó que la factura se ha reducido en casi un 25%, pasando de un consumo anual de 480.000 euros en el 2015 a 385.000 euros en el año 2017. El edil supervisó ayer los trabajos realizados en la plaza de A Merced con estos mismos objetivos y que consistieron en la sustitución de 60 luminarias viejas de 250 vatios y de tecnología de halogenuro por 27 proyectores de tecnología LED de 50 vatios cada uno.

“Demanda histórica” 
Abal Varela expuso que con esta iniciativa se soluciona “un punto crítico” en el alumbrado del casco urbano –la plaza se encuentra en la Avenida da Coruña– debido a las “numerosas averías que ocasionaban las luminarias viejas”. El principal problema con que se encontraba el Concello es que los equipos electrónicos habían perdido sus propiedades de estanqueidad y entraba agua, provocando cortocircuitos. De hecho, “se trata de una demanda histórica de los vecinos y negocios” instalados en esta explanada.  
Los cambios se realizaron con una inversión de 2.800 euros procedentes de fondos municipales y reportarán un mayor beneficio. Según el concejal, se reducirá el consumo energético de esta zona en un 70% a la vez que se mejoran “notablemente” los niveles de iluminación.

Abal Varela inspeccionó el resultado junto al asesor energético del Concello, Antonio Capelo, que ha sido una figura importante en la puesta en marcha del plan energético municipal. Se puso en marcha en octubre de 2015 con el “principal objetivo de reducir la factura de la luz y mejorar el servicio”. Las principales actuaciones han tenido que ver con la sustitución de luminarias de última tecnología de menor consumo y más eficientes. Para llevarlas a cabo, Obras e Servizos ha destinado fondos de la arcas municipales, así como fondos del Plan Concellos de la Diputación (90.000 euros del de 2018) y de otras administraciones. Destacan las mejoras introducidas en la Avenida de Vilariño y en otros puntos del ámbito rural, como la mejora las farolas de un tramo de la  PO-300 a su paso por el lugar de A Cerexeira (Oubiña). Según los últimos datos del Concello, en 2016 se registraron 1.148 incidencias en el alumbrado público y el año pasado bajaron muy ligeramente, hasta las 1.135.

Comentarios