martes 20/10/20

La plantilla de Thenaisie irá a la huelga ante la resistencia de Scandia a vender

Retomará las protestas porque consideran que tiene una ambición irreal que impedirá reactivar la factoría
Imagen de archivo de integrantes del comité de empresa en la primera manifestación de la plantilla | GONZALO SALGADO

La plantilla de Thenaisie Provoté convocará tres días de huelga a la semana y retomará las protestas en la calle porque considera que los propietarios están “xogando” con el futuro de la actividad y los 125 puestos de trabajo. El pasado jueves hubo una reunión con sus representantes en España y para los sindicatos cada vez está más claro que tienen unas expectativas irreales sobre el valor de la compañía y quieren esperar hasta el último momento por si aparece un inversor que cumple sus pretensiones, lo que pone en serio peligro la supervivencia de la conservera porque los plazos del concurso de acreedores corren y el riesgo de ir a la liquidación es elevado. Además, la reactivación real de la factoría, ahora a mínimos, se deteriora en cuanto a mercados, clientes, proveedores, etc.

La decisión de convocar una huelga se tomó por unanimidad en una asamblea de trabajadores celebrada ayer y la mayoría también votó a favor de volver a las movilizaciones en la calle, con un calendario y una tipología de protestas que confeccionará y definirá el comité de empresa, con representación de CIG y CCOO. Según la representante del primero, la sindicalista Rosa Abuín, actualmente toda la plantilla de la factoría de O Grove está fuera del ERTE que precisamente aceptaron hace unos meses para mantener viva la actividad y ante el interés de varios empresarios en hacerse con Thenaisie Provoté. Pero han pasado las semanas y los sindicatos aseguran que el principal escollo están siendo los propietarios, la rumana Scandia Food.

“Ambición fóra de lugar”

“Ao noso entender teñen unha ambición fóra de lugar porque non se entende que haxa dous compradores interesados e que incluso lles ofrezan ser socios e non fructifique a venda. A única explicación que lle encontramos é que pensen que teñen unha fortuna cando vai valer cero como se deixe ir á liquidación”, expuso el representante de Comisiones, Francisco Vilar.

Y es que si llega a la liquidación, entre el pago a los acreedores y la venta de los bienes al mejor postor, y habitualmente a precios bajos, la compañía perderá el valor que tiene hoy. Y es que tanto CIG como CCOO no se cansan de repetir que la conservera es un sector de futuro y la propia firma lo tiene. De hecho, están muy molestos con Scandia porque consideran que “só mira o seu interese particular” a costa del puesto de trabajo de 125 personas, entre Rons y la planta de Mos.

Además, Abuín considera que la Xunta debe implicarse aún más. “Estánnos tomando o pelo e non se pode consentir. Vale que son os donos, pero hai medidas para obrigarlle a que solten a empresa sobre todo habendo ofertas. Non podemos perder máis emprego na comarca”, explicó.

Ambos sindicatos tienen claro que “só están intentando gañar tempo para ver se aparece un inversor que faga a oferta que eles queren, pero van quedar sen nada”, añadió la responsable de CIG. Y según ellos otra de las pruebas es que no son claros pues no les han presentado, ni a los trabajadores ni a los administradores concursales, cuáles son sus condiciones para vender y el plan que presentaron ante la Xunta, y que esta no da por válido, “xa estaba feito para que dixera que non”, según Abuín. l

Comentarios