miércoles 03.06.2020

Las playas de O Salnés abrirán al baño por ahora solo con medidas parciales

Los concellos se basarán en las directrices de la fase 2, poniendo carteles por ejemplo, pero algunas ofrecen duda
La ciudadanía podrá permanecer en las playas a partir del lunes; hasta ahora solo esta permitido el paseo y prohibidos los baños de sol y mar | gonzalo salgado
La ciudadanía podrá permanecer en las playas a partir del lunes; hasta ahora solo esta permitido el paseo y prohibidos los baños de sol y mar | gonzalo salgado

O Salnés permitirá los baños de sol y mar en sus playas a partir del lunes en base a las directrices marcadas en la fase 2 de desescalada estatal. Carteles informativos sobre la necesidad de mantener la distancia de seguridad, no grupos mayores de 15 personas, baños, duchas y fuentes cerrados... Son algunas de las medidas obligadas que aplicarán y vigilarán los concellos, pero sobre todo fían la nueva permisividad a la responsabilidad individual, empleando la frase tan repetida en estos tiempos: “No podemos tener a un policía detrás de cada ciudadano”. Aún así, no dan por iniciada la temporada de verano y seguirán el calendario habitual, lo que significa que hasta mediados o finales de junio los arenales no dispondrán de todos los servicios.

Será también cuando se empezarían a implantar medidas extraordinarias, a mayores de las obligadas y previstas este año por algunos debido a la pandemia. De hecho, el alcalde grovense, Jose Cacabelos, considera prematuro permitir algo más que el paseo en los arenales: “Se por min fora e tivera a autoridade non abriría”, manifestó ayer en declaraciones a radio Arosa. Y es que en su caso señaló que ahora mismo están con los procedimientos de limpieza y desbroce, así como con la contratación de refuerzo de personal para el verano y encauzando otros para el “balizamento, socorristas, cuadrillas de limpeza, apertura de baños, desinfeccións, mellora da accesibilidade... Que non o imos facer dende o luns porque queremos facelo nas condicións e medidas de seguridade necesarias”, explicó. De hecho, garantizó que no coartarán el derecho de la ciudadanía, pero, “quero advertir, co seu risco e ventura”.

Mismo estatus que una piscina

Así las cosas, y si de aquí al lunes no se emite una nueva orden ministerial, regirán las indicaciones publicadas en el BOE del 16 de mayo para la fase 2. Para los arenales señala como normas generales que se ha de respetar la distancia mínima de dos metros o en su defecto emplear medidas de protección física como la higiene de manos o el uso de mascarilla. Además se establecen grupos de un máximo de 15 personas excepto en el caso de convivientes. Pero la orden también se remite a cuestiones reguladas en el artículo de “Medidas de higiene y prevención aplicables a las piscinas recreativas”, en las que se señala que se utilizará cartelería visible o mensajes de megafonía para recordar las obligaciones de seguridad sanitaria, así como que en las zonas de estancia de los usuarios “se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros mediante señales en el suelo limitando los espacios” y que “todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer” en ese perímetro. Una cuestión difícil de aplicar en estos espacios naturales, con lo cual nuevamente surgen dudas para las administraciones locales sobre cómo interpretar las normas estatales.

Cabe recordar que Sanxenxo planea algo parecido: con la parcelación física de las playas urbanas más concurridas, además del uso de drones para la emisión de imágenes aéreas a tiempo real para informar sobre la ocupación de las playas, pero servicios extraordinarios como estos y los habituales, también se implantarán en su fecha clásica de apertura de la temporada: a mediados de junio (es una de las primeras en empezar el verano con todos los servicios). No obstante, fuentes municipales señalaron ayer que cumplirán las indicaciones para la fase 2, aunque tampoco esperan grandes aglomeraciones.

Temor al fin de semana

En cambio, en A Illa existe cierto temor a una interpretación errónea de que los baños de sol y agua estén permitidos desde hoy. El alcalde, Carlos Iglesias, advirtió que van a ser “inflexibles” porque “somos un pobo acolledor, pero nisto vainos a saúde e temos que facer un último esforzo e ter sentidiño, que a partir do luns xa se poderá”. Y es que las temperaturas registrarán desde hoy un importante ascenso, pero también lo dice por lo vivido el pasado fin de semana con “avalanchas” de vecinos limítrofes para pasear cuando esta causa de desplazamiento estaba y seguirá estando prohibida. En cambio para ir a la playa es posible, en principio, ir desde cualquier punto de la provincia. De hecho, primero se informó y avisó porque existían dudas, pero a mediados de semana ya fue preciso sancionar. l

Comentarios