viernes 22/1/21

La Policía informó de una obra vinculada a un familiar de la alcaldesa por exceder la licencia

La Policía Local de Cambados elaboró un informe en el que se dejó constancia de una obra ejecutada en una propiedad de un familiar de la alcaldesa, Fátima Abal, que habría excedido los trabajos autorizados

La Policía Local de Cambados elaboró un informe en el que se dejó constancia de una obra ejecutada en una propiedad de un familiar de la alcaldesa, Fátima Abal, que habría excedido los trabajos autorizados en la licencia inicialmente solicitada para la actuación. La inspección policial se llevó a cabo el pasado mes de junio, dejando constancia de que “se observa claramente como la vivienda antigua ha sido totalmente derruida y lo que se pretende realizar es una obra totalmente diferente”, que no se correspondería, según el mismo documento, con la autorización existente en aquel momento, concedida únicamente para rehabilitación.

Desde el Concello de Cambados, sin embargo, indican que la actuación es legal, ya que la competencia última de revisión e infracciones urbanísticas no es del Cuerpo policial, sino del aparejador municipal, el único que conoce el detalle de la tramitación de licencias y quien nunca habría ordenado paralización alguna de la actuación ni señalado ninguna irregularidad en el proceso. De hecho, refieren las mismas fuentes municipales consultadas, fue él quien ordenó continuar con la obra, que siguió adelante y que en la actualidad está prácticamente terminada.

Eso sí, la Policía, durante la inspección referida, había invitado en aquel entonces a los obreros a cesar en las labores ya que consideró que “la licencia no corresponde con las obras que allí se están ejecutando”, aunque añadiendo que “no se trataba de una paralización de obras si no que se le había invitado a que cesasen los trabajos mientras no resolvieran el trámite de adaptar la licencia”, hecho que el Concello comunica que, efectivamente, se realizó con posterioridad.

problema de inseguridad
La administración local explicaba sobre este particular que, en un primer momento, se pidió licencia para acometer la rehabilitación de la casa, antigua, con partes apuntaladas y el tejado hundido, con riesgo de desprendimientos incluso a la vía pública. Cuando se quiso emprender la obra prevista de rehabilitación, la fachada que pretendía conservarse se habría desplomado. De ahí, la necesidad de los cambios y ampliación introducida en la obra inicialmente proyectada.

Estos trabajos y licencias, además y tal y como añadieron desde el Ayuntamiento, fueron aprobadas en junta de gobierno, órgano en el que no estuvo presente la alcaldesa para evitar, justamente, intervenir en un asunto que la afectaba indirectamente por el parentesco con los promotores.

abal ve una campaña
Por su parte, preguntada sobre este materia, la alcaldesa declaraba que considera que “continúa a campaña de acoso e derribo contra o meu entorno. Que é o que queren facer”, dijo, lamentando que acusaciones que ve cargadas de tintes políticos vayan contra familiares al margen de la actividad y de la vida públicas.

Comentarios