martes 4/8/20

La Policía Local denuncia que el Concello le debe horas extras desde el pasado mes de agosto

Cacabelos asegura que el coste económico era “excesivo” y que la partida estaba ya agotada
Agentes de la Policía Local dirigen el tráfico el pasado verano | gonzalo salgado
Agentes de la Policía Local dirigen el tráfico el pasado verano | gonzalo salgado

A la falta de efectivos que permita cubrir con normalidad los turnos de la Policía Local de O Grove se suma ahora una deuda de horas extras registradas desde el pasado mes de agosto y que el Concello todavía no ha abonado. Este asunto se sumará a la reunión prevista para hoy a las 17 horas en el edificio consistorial con los representantes sindicales en la que está previsto que el alcalde, Jose Cacabelos, exponga la negociación un nuevo cuadrante de turnos de trabajo que posibilite el servicio diurno con normalidad con al menos dos agentes por jornada. “Hai axentes aos que pola súa antiguidade correspóndenlle ata 75 días libres e o que vamos facer é un novo plan de horarios que cubra o servizo”, asegura. La escasez de efectivos en la plantilla de la Policía Local ha provocado que durante varios meses, el Concello abonase en horas extras los turnos de trabajo diurnos semanales para cumplir el ratio de dos agentes por jornada laboral y los refuerzos necesarios en ocasiones excepcionales. Una situación insostenible que, según apunta el alcalde, llegó a su “gasto máximo” el pasado mes de septiembre cuando se dejaron de abonar este tipo de horas extras. “O coste das horas extras da Policía era excesivo e agotouse a partida para eles. De feito, negáronse a facer horas extras no Marisco e nos respetámolo porque son os seus dereitos”, asegura. Sin embargo, fuentes de la Policía Local explican que el servicio realizó horas extras en agosto cubriendo el servicio nocturno (que ya no existe en O Grove) y varios días en los siguientes meses al tener que participar en emergencias y operativos que excedían su horario laboral que todavía no han sido abonadas. En la misma línea, explican desde la plantilla municipal que “é entendible que non queira pagar este tipo de extras, pero as que facemos temos que cobralas” e inciden en que “tampouco é lóxico que se atope un policía só facendo un servizo”.

Plantilla
En la actualidad hay siete policías de servicio, ya que dos se encuentran de baja y otros dos de vacaciones, lo que provoca que durante mañanas o tardes no exista personal suficiente para cubrir las jornadas laborales y que en algunos casos no haya servicio.  El refuerzo de estos tres policías de la Agencia Galega de Seguridade es, según fuentes de la Policía Local, “totalmente insuficiente”. En 2009 la plantilla de la Policía Local meca estaba conformada por 16 agentes, en la actualidad son once, pero el ratio por habitantes situaría la cifra en 17 agentes como cifra idónea para O Grove. Una sangría que el alcalde incide “non é culpa do goberno local” y apunta a las restricciones de la ‘ley Montoro’ como la principal causa y la burocracia en el sistema de selección y preparación de los agentes. “Hai un teito de gasto que hai que cumprir e que en moitos casos están a estrangular as administracións locais e logo está a tasa de reposición que non nos permite moitas veces cubrir as vacantes que queda nun servizo”, explica. De hecho, asegura que en 2017 “cando quixemos cubrir as vacantes por xubilación non nos deixaron porque xa pasaran dous anos”.

Con estos temas sobre la mesa, representantes sindicales y gobierno abordarán hoy por la tarde una solución que posibilite un servicio completo hasta que se incorporen los nuevos efectivos de la Axencia Galega de Seguridade que se calcula a finales de este año.

Beatriz Castro: “Una vez más falta gestión en el ayuntamiento”
La portavoz popular, Beatriz Castro, asegura que la situación actual de la Policía Local es “una vez más por falta de gestión en el ayuntamiento”. La concejala del PP considera que es necesario “trabajar con previsión y anticipación para que un servicio tan importante no se resienta”. Castro explica que “O Grove presentó la solicitud fuera de plazo en mayo y aún así la Xunta se le admitió, pero los plazos son los que son y hay que trabajar con más previsión”. La popular pone otra cuestión sobre la mesa y es el control del armero que existe en todas las comisarías y que exige precisamente que haya una persona que lo custodie. “¿Si solo hay un policía en un turno quien custodia el armero?”, se pregunta la popular Beatriz Castro.

Comentarios