sábado 19.10.2019

La Policía sitúa al abogado vigués y a un vilanovés en la cima de la red de droga

El compartimento para la heroína, oculto en el camión, era “de lo mejor que he visto”, según un agente de la Udyco
La Policía sitúa al abogado vigués y a un vilanovés en la cima de la red de droga

Las declaraciones de dos agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional marcaron ayer la tercera jornada de juicio contra doce acusados de narcotráfico por el alijo de 60 kilos de heroína descubierto en 2017 en una nave en Caldas. El fiscal pide para cada uno once años de cárcel y hay varios arousanos en el banquillo.

Justamente, un vecino de Vilanova, Juan Jesús V.P., fue situado por los agentes como una de las personas que ejercían el “coliderazgo” de la supuesta organización criminal, junto al abogado vigués Manuel E.M. En todo caso, los policías afirmaron que el letrado era el “máximo responsable” de la red, puesto que “Juan Jesús no hacía nada sin consultar con Manuel E.M.”. afirmaron ante la sala. “Siempre estuvo en la organización, por encima de los demás, y todo se le consultaba”. “Era el líder”, remarcó uno de los policías.

En este marco en lo alto de la supuesta trama circunscriben las visitas periódicas del vilanovés al despacho del abogado.

Los miembros de la Udyco también implicaron ayer en su declaración a Gardenia C.V. vecina de Cambados y pareja sentimental de Manuel E.M. Tanto el vilanovés como el vigués exculparon esta semana en sus declaraciones a la mujer cambadesa, pero el testimonio de los agentes difiere de los suyos.

Los policías atribuyeron a la saliniense labores de “contravigilancia” en las visitas de su pareja al despacho del abogado de Vigo. También consideran que Gardenia C.V. “asesoraba” a su pareja y este “le hacía caso”, por ejemplo, pidiendo que le “pusiera las pilas” a dos de sus lugartenientes.

También indicaron a la sala que la noche en que la Policía intervino la heroína cuando era descargada en la nave caldense, la mujer llamó tres veces a uno de los encargados de la operativa y, horas más tarde, cuando fue detenida, le encontraron oculto en un zapato un papel con coordenadas y un número de teléfono de Bulgaria.

En cuanto al vilagarciano Manuel M.M., los policías destacaron su presencia en reuniones trascendentes o bien recibiendo información sobre el resultado de estas. También sus presuntas gestiones para el alquiler de la nave en Caldas y para encontrar hotel a un contacto colombiano.

El golpe policial

Finalmente, mantuvieron que cuando la operación policial accedió a la nave en Caldas durante la descarga de droga se encontraron a dos ciudadanos búlgaros, Iván D. e Ivailo I., así como a los vilanoveses Daniel V. y Miguel P.F., trasvasando la heroína del camión procedente de Bulgaria a una furgoneta. Al cabo, fueron detenidos el citado Juan Jesús V.P. e Iván M.M., que habrían estado realizando contravigilancia cerca de un hotel en la villa caldense. Por último, se arrestó más búlgaros: Vlado S.A., que los agentes vieron a la entrada de la nave, y a quienes en ese momento lo recogían en su coche, que resultaron ser los conductores del camión que había atravesado Europa, Iordan D. e Ilian A.

En cuanto al compartimento en el chasis del camión donde viajó la heroína, uno de los agentes destacó que estaba “muy bien hecho”, “de lo mejor que he visto”. “Pudimos ver el mecanismo porque estaba abierto, si no, nos hubiese costado encontrarlo. Era un hueco con un mecanismo hidráulico, de manera que se activaba al sacar unos tornillos y levantaba unas bandejas donde estaba la droga”, expuso el jefe del operativo policial. l

Comentarios