jueves 1/10/20

Las policías de O Salnés dan pasos para crear un marco de colaboración

Explican que han vivido situaciones insólitas por el virus y el asesoramiento mutuo les ha resultado positivo
Mandos de las policías de O Salnés asistentes a la reunión celebrada ayer en el Parador de Cambados | mónica ferreirós
Mandos de las policías de O Salnés asistentes a la reunión celebrada ayer en el Parador de Cambados | mónica ferreirós

El Parador de Cambados acogió ayer una reunión histórica: por primera vez, los jefes de todas las policías locales de O Salnés se juntaron para analizar el trabajo relacionado con la pandemia e intentar establecer “un marco de colaboración de futuro” porque “aínda falta moito e queda moito por chegar”. Así lo informaron en un comunicado donde señalan que desde la pandemia vienen manteniendo un contacto directo más intenso para ayudarse entere sí ante una situación para la que “ninguén estaba preparado” y hacer una “profunda autocrítica construtiva que axude a mellorar o servizo público”. 

Desde que el coronavirus hizo acto de presencia, los agentes salinieses se pusieron bajo el mando del Ministerio de Interior y estuvieron en la calle colocándose en una de las primeras líneas de batalla frente a la pandemia, como otros servidores públicos y trabajadores de servicios esenciales, y “sen apenas medios e co descoñecemento xeral” sobre una situación histórica como es vivir una pandemia mundial. De hecho, señalan que en este tiempo ha sido importante el apoyo entre los diferentes cuerpos existentes en la comarca (A Illa, Cambados, O Grove, Meaño, Sanxenxo, Vilanova y Vilagarcía) porque se asesoran “mutuamente”, además de tener que “tirar de improvisación e creatividade” para afrontar una situación para la que “ninguén estaba preparado”. 

A los peligros de exponerse mientras que la mayor parte de la población se encontraba confinada, se sumó el tener que enfrentarse a “situacións novas e descoñecidas, numerosas dúbidas e medo entre a poboación” y a una ingente cantidad de cambios normativos en materia de seguridad y sanitaria que a veces llegaban de Interior de madrugada y en fines de semanas para su aplicación inmediata, sin mucho tiempo para reaccionar. De hecho, solo con las prórrogas del Estado de Alarma se emitieron casi una decena de reales decretos, sin olvidar las condiciones de las fases de la desescalada y de la “nueva normalidad”, aún vigente. Así, sus labores han ido desde atender “milleiros de chamadas” de vecinos hasta asesorar a funcionarios, realizar controles de servicios esenciales, vigilar el cumplimiento de las medidas de seguridad, como la distancia y la mascarilla, tanto a nivel particular como de negocios de servicios, etc. Un “arduo, digno e difícil traballo”, añaden los mandos en su comunicado, que ayer quisieron valorar personalmente, pues hasta el momento los contactos habían sido telefónicos y “a présa”. Su objetivo es hacer una “autocrítica construtiva” e intentar establecer un marco de colaboración con el objetivo final de ofrecer un mejor servicio.

Comentarios