martes 25.02.2020

Portos cede al Concello la gestión de la estación marítima para recuperar la venta de billetes y ser además oficina turística

Vilanova la explotará desde marzo y buscará un concesionario a medio plazo, para dar más servicios
El regidor, la presidenta del ente público y el teniente de alcalde, ayer, junto al inmueble que se rebautizará | gonzalo salgado
El regidor, la presidenta del ente público y el teniente de alcalde, ayer, junto al inmueble que se rebautizará | gonzalo salgado

Portos y Concello de Vilanova quieren recuperar el uso de la estación marítima de la localidad, en la que no se venden tiques de embarque desde hace años. Con tal motivo, el ente público concederá una autorización al Ayuntamiento para que pueda gestionar directamente el edificio, reabriendo el servicio de despacho, instalando allí la oficina de turismo y dándole una vuelta de tuerca, orientando el inmueble a la atención a un turismo marítimo de peregrinos en auge. 

Así lo indicó ayer la presidenta de Portos, Susana Lenguas, que visitó el entorno junto al regidor, Gonzalo Durán, y el teniente de alcalde, Javier Tourís. Este último expuso que la intención es la de poder comenzar con estos servicios en marzo, para prestar atención a la época en que comienza a dispararse la llegada de romeros rumbo a Compostela. 

Durán explicó que, provisionalmente, la entidad local asumirá la gestión de forma directa, para ponerse “ya” a funcionar. A medio plazo, no obstante, la intención es la de explotar el servicio a través de una empresa, mediante la figura de la concesión. 

Despacho, turismo y nombre
Las actuaciones a emprender suponen el traslado de las ventanillas de venta de tiques de embarque al interior. También se habilitará lo necesario para acoger la nueva oficina turística, donde se prevé incorporar a dos guías, que ya estarían para Semana Santa. 

Las taquillas de venta estarían disponibles para las cinco navieras que operan en el puerto, dejando espacio también para una móvil o libre, que pueda funcionar puntualmente en caso de algún evento particular. 

Durán admitió que, hasta ahora, la venta de tiques de embarque era un tanto caótica, con peregrinos que preguntaban tanto en el Concello, en la Policía Local, en el albergue municipal o en el Museo de O Cuadrante. Con los cambios, todo será más claro 

La Variante Espiritual del Camino Portugués pasa por la pasarela de O Terrón y a su salida está ya señalizado el primer banco del peregrino, que apunta, justamente, a esta estación. Esta, como ya se adelantó hace unos días, cambiará el nombre de “Julio Camba” por el de “Mar de Santiago”, estará rotulada con distintivos xacobeos y permitirá dentro servicios como la venta de pasajes, de bebidas, la espera de pasajeros a cubierto, información turística, tablas de mareas y demás que se irán habilitando. 

El alcalde vilanovés recordó que durante años, el edificio no albergó el uso de despacho de billetes, tan solo el hostelero. “No estoy de acuerdo con eso”, valoró: “Si hay pantalán de pasajeros, debe haber estación donde se puedan vender los tiques”.

Comentarios