jueves 17.10.2019

El PP acusa a la alcaldesa de una “cacicada” y favorecer a “amigos” con las aceras de San Francisco

Critican además un mal diseño que ya ha causado roturas y una estética y funcionalidad que creen mejorables
Luis Aragunde, en la comparecencia de ayer en la zona | mónica ferreirós
Luis Aragunde, en la comparecencia de ayer en la zona | mónica ferreirós

El PP de Cambados criticó ayer la obra de creación de nuevas aceras en el entorno de la iglesia de San Francisco, cerca de la biblioteca. El portavoz de los populares, Luis Aragunde, acusó a la alcaldesa de una “nova cacicada” con motivo de esta actuación, al considerar que beneficia a unos “amigos” de la regidora, creando una “terraza” que da servicio a un local de los que serían responsables.

Fue durante una visita a la zona denunciada, en la que los conservadores también cargaron contra el propio diseño de la actuación, tanto por una estética que creen deficiente como por una funcionalidad y accesibilidad mejorable.

Aragunde afirmó que “esta entrada na que quedan dúas grandes aceras na bocacalle, para nós está claro que é unha cacicada máis da alcaldesa, para favorecer a uns amigos dela. Sabemos que son amigos seus e prepáranlle aí unha terraza”, opinó. “Creo que é moi descarado”, arremetió, para añadir que la regidora “cada seis meses fai unha cacicada”. “Hai que xestionar e obrar para todos e non só aos amigos”, insistió.

Diseño y funcionalidad

Por lo demás, Aragunde tilda la obra de “chapuza”. “Despois de catro anos esperando por unha gran obra deles en Cambados”, afirmó que la actuación deja mucho que desear. Primero, porque considera que las aceras están “mal rematadas” y, así, en lugar de hacer tramos completos nuevos hay “dúas aceras que rematan na metade”. También porque queda una senda peatonal “moi deteriorada” sin reparar y porque en algunos puntos donde sí hay tramos nuevos, queda poco espacio para el paso de vehículos, algo de lo que “xa recibimos queixas de algúns repartidores”, a los que no queda otra que subir su transporte sobre la acera, lo que ha causado ya algunos destrozos. En cuanto a estética, no les convence “mesturar formigón con baldosa”.

Son todo, afirman, “queixas que moitos veciños nos transmitiron” a raíz de estas actuaciones.

Comentarios