Sábado 15.12.2018

El PP llama “xenio” a Durán, pide al PSOE que deje de “insultar” y a Silva de “repartir carnés de feminismo”

La sentencia contra el Concello en su pugna con la Diputación por una ayuda desencadenó un torbellino político

El cruce de declaraciones con motivo de la sentencia contra Vilanova por la solicitud de ayudas para la piscina no cesa. Tras el “desgraciado” de Durán contra Javier Dios y el posterior “se está volviendo totalmente loco” que la ejecutiva socialista dedicó al regidor, ayer era el grupo municipal popular el que cargó nuevamente contra el PSOE.

Fue el turno de los ediles de gobierno Javier Tourís y Nuria Morgade, que lamentaron las declaraciones socialistas y defendieron sin fisuras al regidor. Tourís dijo que en lugar de “loco”, el calificativo que hay que emplear con Durán es “xenio”, porque “defende sempre aos veciños por riba de quen estivese gobernando”. Y para muestra, su oposición al proyecto popular de la Lei de Acuicultura o la lucha por la ampliación del Hospital do Salnés, que también lo enfrentó a su partido. Una “traxectoria intachable”, valoró, en la que ahora, afirma el teniente de alcalde, toca “defender aos veciños” en la consecución de la piscina.


Ante la reacción del PSOE tras la dureza del primer edil, pidió que “tiñan que moderarse un pouco e non insultar tanto”, afirmando que lo que le ocurre a la izquierda es que están “nerviosos” ante su “caída libre” que, vaticina, les depararán las elecciones de mayo.

“Silva non é feminista”
Con rotundidad habló ayer también Nuria Morgade, al declarar que “Carmela Silva nin é feminista, ao meu modo de ver, nin que vaia repartindo por aí a ninguén carnés de feminismo”. Cree la popular que la presidenta provincial ha utilizado el feminismo y un asunto tan sensible como “a violencia de xénero” “para facer política” y “sacar réditos electorais”. “Dende logo non fai ningún favor ás mulleres, adoptando este tipo de actitudes”.


Es más, cree que “se fora ao revés”, si “Gonzalo Durán lle tivera dito a dona Carmela Silva que está tola”, “me imaxino que estariamos toda esta fin de semana e a ponte cunha determinada cadea nacional poñéndoo a caer dun burro”. Morgade calificó la política provincial de “sectaria, inxusta e discriminatoria” con Vilanova y afirmó que pese “á acusación de machismo” y “os insultos”, “non nos van calar” en su decisión de “defender aos veciños”.


La sentencia del contencioso que provocó toda esta polvareda política estimó que el Concello actuó “en fraude de ley” intentando acceder a 1,5 millones de ayuda provincial para la piscina, presentando dos proyectos: Uno inicial sobre obra ya hecha para cambiarlo luego por el correcto ya fuera de plazo. Desde el Concello defienden que era imposible presentar el definitivo en el mes de plazo y anuncian un proceso penal convencidos de que no es casual que los ayuntamientos socialistas sí lograsen presentar todo en orden, sospechando de una posible filtración previa a gobiernos afines. l

Comentarios