viernes 18.10.2019

El PP mantiene Meaño en minoría y hace un guiño a los socialistas

EL PSOE rechaza la oferta de MI de compartir Alcaldía y se defiende de las sospechas de haber pactado con el PP 

El nuevo alcalde de Meaño, el popular Carlos Viéitez, que gobernará en minoría | cedida
El nuevo alcalde de Meaño, el popular Carlos Viéitez, que gobernará en minoría | cedida

Finalmente el PSOE ignoró la oferta de Meaño Independente (MI) de cederle la Alcaldía para propiciar un cambio en este bastión del PP. Así las cosas, el candidato popular, Carlos Viéitez, fue investido regidor de un gobierno en minoría y, de hecho, ayer hizo un guiño al partido del puño y la rosa declarando que “imos ter un programa que temos que compartir co grupo socialista”. Para el líder de MI, Jose Manuel Aspérez, el gesto “evidencia” la existencia de un pacto entre socialistas y populares, lo que le parece “surrealista”. 

El pleno meañés no estuvo exento de tensión. Tras la sesión, los concejales socialistas recibieron aplausos y reproches, en cantidades similares, de quienes no comparten su rechazo a la propuesta de MI y de simpatizantes del PP, según explicó Aspérez quien considera esto y las palabras de Viéitez como pruebas “reveladoras” de un posible acuerdo que, a su parecer, “é surrealista e inaudito”, pues son dos fuerzas contrapuestas. 

No es el único que sospecha y de hecho, el PSOE se pasó la tarde desmintiendo en sus redes sociales la existencia de cualquier acuerdo y destacando que, precisamente, votaron en contra de su investidura y de la de Aspérez porque, para empezar, les acusa de “facer unha campaña sucia”. Así lo indican en un comunicado porque este diario intentó ponerse en contacto telefónico con ellos, así como con el ya alcalde, pero sin éxito. 

En el mismo documento, el grupo liderado por Ana Belén García señala que se han mantenido fieles a su postura inicial: no pactar con nadie y que hacer lo contrario hubiera sido “traicioar” a sus votantes y “somos coherentes co que dicimos”. Con todo, crearon una comisión negociadora o, según ellos, conformada para “escoitar” propuestas como parte del carácter dialogante que se atribuyen. 

Los socialistas insistieron en señalar que “non confiamos” en los independientes para liderar el cambio en Meaño porque “nos últimos catro anos non fixeron oposición algunha, ademais de manter ao PP na Mancomunidade, demostrando a súa inclinación cara á dereita”, añaden. Su cabeza de lista les inspira lo mismo debido “a súa traxectoria”, añaden. Es más, le acusan de haber actuado con “prepotencia e falta de interés nun diálogo real” durante las conversaciones mantenidas, en las que MI les llegó a ofrecer la Alcaldía si hoy García se presentaba a la investidura, compartiendo el bastón de mando por un periodo de dos años por partido. Pero la socialista no se presentó. 

Sí lo hizo Aspérez, que solo logró los apoyos de su grupo, y el candidato del PP, que fue nombrado regidor por ser la lista más votada. Además de la frase de la discordia y que, quienes le conocen, atribuyen a un intento por mostrar al PSOE que se pueden alcanzar acuerdos puntuales, pues gobernará en minoría, dijo que asume este cargo como “a máxime responsabilidade” y prometió “adicarlle o máximo esforzo” en beneficio de los vecinos. También agradeció el apoyo de los ciudadanos y de su equipo porque “foron catro meses moi intensos”, Cuando salió de la Casa Consistorial recibió aplausos y muestras de cariño que devolvió porque “nacín aquí, medrei aquí e vivo aquí”, había dicho tras ser nombrado.

Comentarios