jueves 26/11/20

Un proyecto de saneamiento de 80.000 euros permitirá erradicar vertidos contaminantes del Saco

Obras instalará en 2019 una red separativa y dotará de alcantarillado a unas ocho casas en Aldea Río da Ucha 

El concejal de Obras, José Ramón Abal Varela, sobre una de las cunetas que se ganará como calzada para los coches | g. s.
El concejal de Obras, José Ramón Abal Varela, sobre una de las cunetas que se ganará como calzada para los coches | g. s.

La Concellería de Obras ejecutará en 2019 un proyecto de 80.000 euros para instalar una red separativa de pluviales y saneamiento y dotar de alcantarillado a unas ocho casas en Aldea Río da Ucha (Corvillón). La actuación erradicará focos de contaminación debidos a la antigüedad de la actual infraestructura o directamente su inexistencia y que, en casos, acaban en el Saco de Fefiñáns, cuya recuperación se está demorando más de lo previsto ante la aparición de problemas no solucionados con el macroproyecto ejecutado hace tres años. 
La inversión procederá del Plan Concellos 2019 y tendrá varias partes. Para empezar, se va a instalar una red separativa para sustituir el actual colector de saneamiento porque “é un foco de contaminación debido a filtracións, xa que se trata de tuberías con máis de 50 anos”, explicó el concejal José Ramón Abal Varela. Esa obra la ejecutaron los propios vecinos y se trata de una infraestructuras con materiales como el hormigón y ladrillo (en los pozos) que, en opinión del ingeniero redactor del proyecto, Gabino Grande, “seguramente estén desfeitos e estarán filtrando”. 
El tramo de actuación es de 400 metros en los que también se va a ampliar el ancho de la calzada en medio metro y hasta un metro, donde sea posible, cubriendo las actuales cunetas de pluviales, con lo cual “tamén se mellorará a seguridade vial porque nalgúns tramos non pasan dous coches á vez”, añadió el edil. 
En materia de saneamiento, el proyecto también contempla la dotación de alcantarillado a entre siete y ocho casas que carecen de este servicio. Para este caso se construirá un colector común y un pozo de bombeo que conducirá las aguas fecales hasta la nueva red separativa. 
Con estas medidas se espera terminar con los focos contaminantes que también padece el Río Ucha que, a su vez, desemboca en el Saco de Fefiñáns. El edil reconoció que en esta zona “podería estar un deses focos” que impiden su completa regeneración. El estuario mantiene la calificación C, en cuanto a calidad de las aguas, a pesar del tanque de tormentas y el resto de actuaciones ejecutadas en el entorno por la Xunta en 2014 con algo más de un millón de euros de inversión. La realidad es que el Concello encontró después nuevos vertidos procedentes de la carretera de Vilagarcía e incluso de la piscina municipal. 

Quejas de Augas de Galicia
El proyecto tendrá un plazo de ejecución de dos meses, pero podría prolongarse porque, según Grande, es posible que en la zona se encuentre roca al abrir las zanjas. Además precisa de las autorizaciones de Patrimonio y de Augas. Sobre esta última, se quejó el concejal porque su presidente “nin nos recibe nin responde aos nosos correos” remitidos para abordar las alternativas que tenían pensadas para esta zona, así que, tras “esperar un ano”, el Concello ha decidido adoptar las que considera “máis viables”.

Comentarios