viernes 23.08.2019

La reforma del entorno del CPI suma al PP al enfrentamiento que resquebraja el tripartito

Somos presenta su proyecto, diferente al que ya anunciaron hace unos días sus aún socios de gobierno

A la izquierda, la propuesta de Somos. A la derecha, la que presentó hace unos días el alcalde, junto al PSOE | cedidas
A la izquierda, la propuesta de Somos. A la derecha, la que presentó hace unos días el alcalde, junto al PSOE | cedidas

La reforma del entorno del colegio Julia Becerra Malvar de Ribadumia sigue caldeando la campaña en la localidad. Ayer era el PP el que calificaba de “esperpéntico” lo sucedido en los últimos días, en que IR y PSOE presentaron a la comunidad el proyecto, sin su otro socio de gobierno, Somos Ribadumia, hecho que llevó a los de Enrique Oubiña a acusar a las dos otras fuerzas políticas del tripartito de “deslealdade”, “falta de ética política” y uso “electoralista” del Concello. 

Entre tanto, también fue ayer Somos quien anunció su propio proyecto para el entorno del colegio, un plan más ambicioso que el presentado por el alcalde y que incluiría el desplazamiento del campo de fútbol para crear un espacio público y resolver los problemas de paso al centro educativo. Igualmente, el documento prevé intervenciones como la eliminación de los semáforos, la reordenación del tráfico y la apertura de calles como la del Día, “algunha das cales podería ser efectiva antes do remate do verán”, indicaron desde Somos. 

El grupo liderado por el regidor había presentado su propia actuación, pero en Somos recordaron que el departamento de Obras pertenece al grupo izquierdista y que, sin su visto bueno, no podría prosperar. Así que todo parece indicar que la futura ordenación del centro de Barrantes no se terminará de despejar, al menos, hasta ver qué ocurre en las urnas. 

Los populares
El popular Martín Vázquez critica que su partido lleve más de un año esperando por la copia del proyecto y que este “carece de partida” y de “consenso” en el propio gobierno. Vázquez pide un “mínimo de seriedade” para que se eviten “parches” y “malabarismos”. Cree, además, que el proyecto le queda “grande al gobierno”, al recordar un plan primigenio para la zona “cos erros suficientes como para perder 1,5 millóns” en una subvención de la Diputación pontevedresa.

Comentarios