sábado 19/9/20

Retoman gestiones entre empresas para reintentar el área comercial de Deiro

Una firma promotora formaliza un acuerdo de alquiler con otra en vistas a lograr la compra de cinco hectáreas de suelo
Vista hacia los terrenos donde se había llegado a recalificar el suelo para uso comercial | d. a.
Vista hacia los terrenos donde se había llegado a recalificar el suelo para uso comercial | d. a.

La idea de instaurar un área comercial en Deiro (Vilanova de Arousa) no muere. En los últimos meses ha habido nuevos movimientos empresariales, reuniones y algunos contactos de cara a explorar una nueva vía por la que concretar un proyecto que llenó páginas y páginas de prensa hace más de un lustro.

Aunque por el momento las negociaciones están en un trámite embrionario, sí ha habido algunos movimientos. Uno de los pasos dados recientemente, hace tan solo un par de meses, fue formalizar un acuerdo de alquiler entre mercantiles. Una de las partes es la representación de Tunel Rent, una de las empresas que ya sonó años atrás ligada a los promotores, actuando ahora como arrendadora. Y también interesada en conseguir sacar adelante un proceso de compra sobre unas cuatro parcelas que permitirían disponer de alrededor de 52.000 metros cuadrados de suelo, unos 22.000 de estos, edificables.

Super y galería comercial

La idea última es la de intentar construir un centro comercial que ocupe la superficie edificable.

En esta voluntad se proyectaría la construcción de un edificio principal, con supermercado y galería comercial, así como una zona de ocio en torno a una plaza abierta. Además, la intención es habilitar otra edificación, independiente, para la instalación de medianas superficies. La extensión total arrendable sería de algo más de 20.000 metros cuadrados.

Sector Deiro

Uno de los condicionantes de todas las operaciones es conseguir el suelo. La administración lo había recalificado en su día, liberando el uso comercial para aquella intentona, en la que se habló del grupo Alcampo, pero cuya marca terminó instalándose en Vilagarcía. La cuestión ahora sería conseguir la compra o titularidad.

En Deiro se había hecho un proyecto de compensación, concentrando las pequeñas fincas iniciales en unas pocas grandes parcelas. Pero aparcado el proyecto hace años, el suelo terminó en manos del banco, tal y como indicaron fuentes conocedoras de su situación.

Uno de los objetivos de los promotores pasaría por adquirir unas cuatro fincas en este llamado sector Deiro, con las que se conseguiría reunir la superficie necesaria.

El proyecto del área comercial reaparece, pero todavía falta tiempo para saber si será posible su materialización.

Comentarios