Ribadumia creará refugios en locales y grupos antiviolencia de género

El Concello de Ribadumia, el Centro de Información a Muller (CIM) y la asociación de Comerciantes presentaron ayer un nuevo programa en la lucha contra la violencia de género que permitirá crear refugios

Ribadumia creará refugios en locales y grupos antiviolencia de género
La iniciativa, pionera, fue presentada ayer en el Consistorio | gonzalo salgado
La iniciativa, pionera, fue presentada ayer en el Consistorio | gonzalo salgado

El Concello de Ribadumia, el Centro de Información a Muller (CIM) y la asociación de Comerciantes presentaron ayer un nuevo programa en la lucha contra la violencia de género que permitirá crear refugios a los que las víctimas podrán acudir en situaciones de urgencia, así como grupos de apoyo a mujeres maltratadas.

El plan fue bautizado como “Conta Comigo Ribadumia” y está abierto al voluntariado de empresarios y vecinos interesados en colaborar. La idea es ofrecer a los participantes, propietarios de negocios o vecinos, formación psicológica impartida por profesionales, para preparar a estos voluntarios sobre cómo actuar ante un caso de violencia de género.
Los locales adheridos, tras la formación de sus titulares, lucirán un distintivo, una pegatina que permitirá identificar este espacio como “libre de violencia de xénero”.

Las víctimas, en situaciones de urgencia, podrán acudir a toda esta red de lugares que pretende crearse, donde serán atendidas por el personal, que ya conocerá qué pasos debe dar en cuanto a reacción, información y derivación.

Igualmente, entre los vecinos voluntarios se crearán grupos de apoyo para “acompañar” a las víctimas en diferentes episodios como puede ser una cita en el juzgado, a un punto de encuentro para el intercambio de menores, para la atención psicológica y demás necesidades que se produzcan en cada caso concreto. El grupo irá rotando para turnarse en sus labores.
 

Objetivos concretos
La meta para este 2018 será establecer un mínimo de diez puntos de seguridad, libres de violencia de género, así como crear un grupo de diez personas voluntarias para el acompañamiento.
La formación se dará por personal especializado en psicología jurídica e igualdad de género, en cinco sesiones por cada alumno, entre los meses de marzo a septiembre y en horario flexible, según las necesidades de cada grupo.

El alcalde, David Castro; el concejal de Servizos Sociais, Enrique Oubiña; la representante del CIM, Mónica Novas, y el presidente de la asociación de Comerciantes de Ribadumia, Carlos Piñeiro, animaron a todos los vecinos a seguir sumando en contra la violencia de género.