viernes 4/12/20

Ribadumia prioriza ante la Xunta la legalización del tinto Barrantes y la parcelaria

Otras peticiones trasladadas ayer a la nueva delegada son un nuevo multiusos y mejora de las sendas
Luisa Piñeiro y David Castro, en su entrevista de ayer | CEDIDA
Luisa Piñeiro y David Castro, en su entrevista de ayer | CEDIDA

El Concello de Ribadumia prioriza en sus peticiones a la Xunta la agilización del proceso de legalización del vino de Barrantes, elaborado con la variedad híbrida “hoja redonda”, para que se pueda comercializar; la aportación de horas de atención de dependencia en el área de Servicios Sociales, la realización de mejoras en la Variante Espiritual y en la Ruta da Pedra e da Auga para evitar desprendimientos y torrentes por las lluvias, así como la aportación de financiación para un nuevo edificio multiusos.

Así se desprende de las peticiones trasladadas por el alcalde, David Castro, a la nueva delegada territorial de la Xunta en Pontevedra, Luisa Piñeiro, que ayer realizó su primera visita institucional a este Concello.

Además, el regidor también solicitó que se acometan nuevos pasos en el proceso de la concentración parcelaria de Lois, para proceder a su conclusión después de que la Xunta avanzase en la anterior legislatura y se pudiese proceder a la toma de posesión provisional de los predios el pasado 30 de septiembre.

La representante autonómica conoció las instalaciones municipales junto al primer edil y de varias concejalas del gobierno local, manteniendo una reunión de trabajo en la que se abordaron las principales solicitudes de Ribadumia para el ejecutivo gallego en el marco de la legislatura autonómica recién comenzada.

Se trata de una visita enmarcada en el recorrido que la nueva delegada está realizando desde su toma de posesión hace unas semanas por los 47 términos del área. En este municipio saliniense ofreció la “colaboración y disponibilidad” del gobierno gallego.

Tras este encuentro, Piñeiro agradeció la acogida y garantizó un contacto “periódico y constante” con el Concello para conseguir el mayor grado de eficiencia y eficacia entre administraciones.

Además, desde la Xunta destacaron ayer la inversión autonómica en los últimos tiempos en la localidad, 7,76 millones de euros desde el año 2017, en los que se incluye la reciente adjudicación de la rehabilitación energética y funcional del CPI Julia Becerra Malvar. Solo esta última actuación cuenta con un presupuesto de 842.000 euros. También pusieron en valor el Obradoiro de Empleo de Promoción Turística, a través de la Mancomunidade de O Salnés, con 369.000 euros.

Finalmente, el alcalde de Ribadumia felicitó a Luisa Piñeiro por su reciente nombramiento, agradeció la deferencia de su visita y resaltó el “clima de colaboración” existente entre ambas administraciones. l

Comentarios