viernes 21.02.2020

Un robot toma imágenes del pecio del Sin Querer Dos para la investigación

El cerquero está a 114 metros de profundidad y, según la primera inspección, se encuentra en buen estado.

Los técnicos mueven el submarino de Salvamento para iniciar la inmersión | salvamento marítimo
Los técnicos mueven el submarino de Salvamento para iniciar la inmersión | salvamento marítimo

La comisión de Fomento que investiga los accidentes marítimos inició las pesquisas a las pocas horas de naufragar el Sin Querer Dos y ayer un submarino robotizado de Salvamento Marítimo obtuvo imágenes del pecio hundido a 114 metros de profundidad que ayudarán en las pesquisas sobre las causas del siniestro. Mientras tanto, la búsqueda del marinero desaparecido se continúo con rastreos desde la costa. 

El pequeño submarino tripulado desde el buque Don Inda de Salvamento Marítimo tomó imágenes del cerquero, hundido hace una semana en Fisterra y cuya localización exacta fue definida el viernes por el Sebastián de Ocampo de Gardacostas tras realizar un rastreo con sonar en la zona del hundimiento, en la zona de Fisterra. 

Las imágenes divulgadas muestran el pecio a unos 114 metros de profundidad en una zona conocida como O Profundo y en bastante buen estado, aunque corresponderá a los expertos analizar el conjunto de fotografías para determinar los indicios sobre las causas del accidente. Fuentes de Salvamento no descartaron que el submarino pueda acceder al interior del cerquero, pero señalaron que la información de que disponen es que Guillermo Casais, el marinero desaparecido, “estaba fuera, en el agua”, y no quedó atrapado dentro. 

Así lo manifestaron algunos de los seis tripulantes que lograron salvar la vida y que le perdieron de vista en el mar. Desde entonces se le busca por tierra, mar y aire, aunque ayer la búsqueda estaba en fase no activa y Salvamento estuvo en alerta ante posibles avisos que pudieran llegar de barcos en la zona o de los rastreos que se hacen por tierra por integrantes del GES de Muros y de Protección Civil de Fisterra, así como de la agrupación de Vilagarcía, que ayer volvió a desplazarse por petición de sus compañeros. 

Con todos los datos obtenidos se elaborarán dos informes en los que se espera arrojar sobre este trágico accidente que se cobró la vida de tres marineros cambadeses. Según el testimonio de supervivientes, dos golpes de mar pudieron haber tumbado el Sin Querer Dos que estaba en la “élite” de la flota del cerco, tal y como han señalado fuentes del sector. Fomento también realiza este tipo de investigaciones con el objetivo de emitir una serie de recomendaciones que eviten siniestros similares en el futuro.

El barco, de 26 metros de eslora, había pasado varios días en el Cantábrico capturando jurel, que descargó el 19 de diciembre en el puerto de A Coruña y los diez integrantes de la tripulación regresaban a su base en el puerto de Portonovo para pasar la Navidad en casa. Hacia mediodía, el buque tuvo un accidente y se hundió a más de cuatro millas náuticas del cabo Fisterra. Seis de sus tripulantes lograron refugiarse en balsas de salvamento y fueron rescatados por pesqueros que había en la zona.

Comentarios