sábado 5/12/20

O Salnés inicia una revolución peatonal en los corazones urbanos de sus villas

La eliminación del tráfico en el corazón urbano de las ciudades es una tendencia cada vez más extendida en Europa. Aumentan las peatonalizaciones de céntricas calles para devolverlas a la ciudadanía y conseguir beneficios medioambientales y de dinamización económica.

Vista de la histórica Praza de Fefiñáns en Cambados, incluida en el conjunto histórico que fue declarado BIC en 2001 | d. a.
Vista de la histórica Praza de Fefiñáns en Cambados, incluida en el conjunto histórico que fue declarado BIC en 2001 | d. a.

La eliminación del tráfico en el corazón urbano de las ciudades es una tendencia cada vez más extendida en Europa. Aumentan las peatonalizaciones de céntricas calles para devolverlas a la ciudadanía y conseguir beneficios medioambientales y de dinamización económica. La fiebre ya ha llegado a la comarca y actualmente hay tres ayuntamientos con proyectos en marcha. Uno de los más destacados se refiere a la céntrica Praza de Galicia de Vilagarcía; una ambiciosa iniciativa que pretende prohibir la circulación entre el cruce con Padre Feijóo y el de Conde Vallellano. 
El proyecto se encuentra en licitación y servirá también para dar un cambio de imagen a la zona, habilitando una alameda con fuentes y canales de agua que cambiarán de manera importante su fisonomía. La capital arousana fue de las primeras localidades en dar pasos en este sentido. En 2010 se ejecutó una primera fase que incluyó las calles Rey Daviña y Castelao y otras adyacentes, pero la crisis paró la inversión en macro proyectos como estos.
En proceso de contratación también se encuentra el de la calle Castelao de O Grove, “a catorse”, como le llaman sus vecinos, y busca devolverle el espíritu de epicentro comercial que el gobierno local, asegura, está perdiendo, como prueba el cierre progresivo de negocios. Al igual que en Vilagarcía, la eliminación de barreras arquitectónicas es una prioridad en sendas iniciativas, que solo permitirán el paso a residentes y a vehículos de carga y descarga. 

Aparcamientos, el problema
El inicio de los trabajos será inmediato y solo es el primer paso de una política de peatonalización que sus respectivos gobiernos locales irán aplicando a otras calles del centro: Luis Seoane, en la villa meca, y las Travesías Alejandro Cerecedo y la Praza Independencia, en el caso de la capital arousana, son los objetivos más inmediatos. Mejoras estéticas, más mobiliario, eficiencia energética y la sustitución de redes de servicios básicos que no dejan de generar facturas por averías e incluso inundaciones (la Praza de Galicia tiene un grave problema) forman parte de las características de estos proyectos. También la eliminación de decenas de plazas de aparcamiento y ahí radica el principal argumento de sus detractores, aunque cada vez parecen menos. Con todo, ambos concellos trabajan en la creación de bolsas en las inmediaciones de sus centros urbanos. 
A Illa de Arousa también ha reabierto el debate de la peatonalización y su Ejecutivo trabaja en la confección del Plan de Mobilidade Urbana Sostible (PMUS); un documento que marcará las directrices de una humanización que empezará por la Praza do Regueiro para ir extendiéndose a otros viales. El Concello incluso ha realizado una consulta popular y reuniones de trabajo con entidades sociales. Busca un plan director para el uso de la bicicleta, un camino escolar, etc. Y otras medidas que sustituyan el monopolio del coche particular como medio de transporte .Actualmente cuenta con peatonalizaciones parciales en O Con do Moucho y Palmeira y están dando buen resultado. 
Otras opciones 
Sanxenxo también reconoce que está estudiando acciones de peatonalización, pero sin nada concreto todavía. No obstante, hay otros concellos como Vilanova que no lo contemplan entre sus planes más inmediatos porque el tráfico en las calles de la zona antigua se limita prácticamente a los residentes.

La Praza de Fefiñáns: una demanda histórica que se conforma con más semicierres en 2018

A pesar de tener el conjunto histórico más importante de la comarca –BIC desde 2001–, la peatonalización es prácticamente inexistente en Cambados y para muchos es un crimen que los coches sigan pasando por la Praza de Fefiñáns. En el pasado, esto incluso ha motivado quejas de visitantes en la oficina de turismo. “Non o entenden polo risco que supón o paso de coches”, reconoce el edil de Enoturismo, José Ramón Abal. De hecho, el Concello ha dado este año “importantes pasos” para establecer progresivamente un modelo que encuentre el equilibrio entre coches y peatones, porque “a seguridade é fundamental”.
Con todo, no será peatonalizada en esta legislatura –así lo contempla el pacto de gobierno–, pero para 2018 ya se estudian medidas mayores que las de este año, cuando, por primera vez en su historia, se cerró todos los fines de semana de verano y “funcionou moi ben, a gran maioría de cambadeses estaban de acordo”. Esto podría extenderse a todos los días de la semana y a algún otro mes, a parte de julio y agosto. “Parece razoable”, pero leva tempo concienciar e sensibilizar, hai que buscar un sistema que beneficie a todos, buscando sempre un amplio consenso entre veciños e hosteleiros e comerciantes”, añade. El concejal reconoce que tampoco les disgusta el modelo de semipeatonalización de Rodas –todos los días en verano y los fines de semana el resto del año–. Además Abal incide en que la peatonalización conlleva también ampliar la oferta de aparcamientos y ya piensan en posibles acuerdos con propietarios de fincas de la Avenida de O Salnés. Con todo, insiste en que “non hai que precipitarse” e irán poco a poco. De hecho, también estudian la petición popular de peatonalizar Isabel II y la Rúa Infantas.

Comentarios