miércoles 25/11/20

Sanxenxo crea una nueva ruta natural y patrimonial en torno al Con da Romaíña y su leyenda

El Concello prepara itinerarios para bici y peatones y coloca mobiliario y paneles sobre el valor arqueológico del lugar 
Vista de la nueva zona de esparcimiento habilitada por el Concello en el entorno del Con da Romaíña | cedida
Vista de la nueva zona de esparcimiento habilitada por el Concello en el entorno del Con da Romaíña | cedida

La Concejalía de Medio Ambiente de Sanxenxo está habilitando una gran área recreativa en la zona verde comprendida entre O Santo y el parque empresarial, donde se encuentra el Con da Romaíña, con la señalización de itinerarios de peatones y ciclistas, colocando bancos y mesas de granito y próximamente instalará paneles informativos que describan el valor arqueológico y la curiosa leyenda existente en torno al Con da Romaíña y su tesoro oculto. Estas mejoras cuentan con apoyo de Turismo de Galicia en el marco del convenio del plan de actuación integral turística. 

Desde el Concello señalan que iniciativas como esta pretenden dar cumplimiento a la premisa tan repetida de que “Sanxenxo es mucho más que sus playas”, sobre todo entre los visitantes. De hecho, su objetivo, a medio y largo plazo, es recuperar zonas de alto valor paisajístico y patrimonial para el esparcimiento de vecinos y ampliar la oferta lúdica de la temporada baja. Y es que por ejemplo, el próximo fin de semana se celebrará en Sanxenxo el I ciclocrós Con da Romaíña, prueba puntuable de la Copa Galicia de esta disciplina deportiva. Sin embargo, “hay vecinos, pero sobre todo visitantes que no conocen el Con da Romaíña, su leyenda y el alto valor etnológico, razón por la que forma parte del catálogo del patrimonio arqueológico de Sanxenxo”, explicaron fuentes municipales. 

Los primeros habitantes
Las mismas detallaron que en el monte de O Santo (Nantes) hay dos grandes bloques graníticos, separados por escasos metros, que conforman un abrigo natural. En épocas pretéritas, posiblemente al final del Neolítico, 2.000 años a.C. el Con da Romaíña fue un área de asentamiento de los primeros pobladores de Sanxenxo. En la parte superior de uno de los bloques hay varias insculturas (tallados en la piedra), una en forma de cruz y dos pequeñas cavidades “que seguramente servían de cazoletas para la preparación de alimentos”. Sin embargo, consideran que quizás lo más atractivo sea la leyenda de Manoliño “O Currucato”.

“Currucato” y el tesoro 
Según la tradicional oral, era un hombre muy valiente que fue retado por un viejo que le conminó a permanecer allí un día de luna llena hasta que las campanas tocaran las doce de la noche. “Manoliño no dudo en hacerlo, allí estaba cuando llegó la medianoche y se abrió una puerta en la piedra por la que salió una mujer mora encantada, que le habló de un tesoro y le condujo hasta el mismo. Cuando se disponía a cogerlo la mujer se convirtió en una gran serpiente que se abalanzó sobre él, pero O Currutaco supo defenderse, cogiéndola por el cuello hasta que logro estrangularla. Cansado por la pelea aún consiguió hacerse con el tesoro y subir las escaleras, pero se encontró la puerta cerrada y acabó muriendo atrapado en el interior de estas piedras donde permanece el tesoro”. 

Continuidad
A un kilómetro de distancia del Con da Romaíña, pero ya en la parroquia de Padriñán, hay otra gran mole granítica de más de 10 metros de altura, conocida como Con da Aventureira, que en el pasado servía de orientación a los marineros pues se divisaba desde la ría y donde los vecinos van a merendar cada lunes de Pascua. A 800 metros de distancia está el monte de Chan de Gorita que alberga uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del Concello junto con el de Monte Faro. Esta zona ya forma parte de la ruta de senderismo de los carballos entre Aldariz y Bordóns.

Comentarios