viernes 23/10/20

Dos operarios de Inelsa fallecen en un brutal accidente en Inglaterra y otro está grave

Dos operarios de Inelsa perdieron ayer la vida en un brutal accidente que tuvo lugar pasadas las siete de la madrugada en el condado de Derby, en el centro de Inglaterra, donde la empresa tiene .

Estado en el que quedó la furgoneta tras el accidente en el que perdieron la vida dos trabajadores
Estado en el que quedó la furgoneta tras el accidente en el que perdieron la vida dos trabajadores

Dos operarios de Inelsa perdieron ayer la vida en un brutal accidente que tuvo lugar pasadas las siete de la madrugada en el condado de Derby, en el centro de Inglaterra, donde la empresa tiene desplazada una delegación de cuarenta trabajadores para el montaje de una planta foltovoltaica.
Los dos fallecidos, Albino Otero de 47 años y natural de Sanxenxo y Juan Carlos Rey natural de Romai pero casado en Godos, viajaban en una furgoneta de la empresa junto a otros seis compañeros.
Se dirigían a su centro de trabajo cuando a la altura del lugar de Tutbury, a unos 500 metros de la obra a la que se dirigían, fueron arrollados por un camión portugués que, al parecer, invadió el carril contrario.
El impacto más fuerte se lo llevaron los trabajadores que iban sentados en la parte derecha del vehículo, asientos en los que iban los dos fallecidos y un tercer trabajador que resultó herido de gravedad.  Se trata de Rodrigo Bouzada Piñeiro, natural de Aios y de 20 años de edad, que fue trasladado al Queen’s Medical Center, en Nottingham, con lesiones graves en la cabeza que necesitaron una compleja intervención quirúrgica. A última hora de la tarde de ayer su estado era estable.
Los otros cinco ocupantes del vehículo fueron atendidos por heridas menores y trasladados a los hospitales de Nottingham y Burton.
Según recogían ayer los periódicos del condado de Derby en sus ediciones digitales, dos hombres fueron detenidos como presuntos causantes del siniestro por conducción temeraria. Uno de ellos es un hombre de 40 años y natural de Quinta das Pedras, en Portugal, mientras que el segundo fue el conductor del furgón, que ya fue puesto en libertad.
En Sanxenxo, la noticia se extendía desde primeras horas de la mañana provocando una fuerte consternación, que era compartida por el resto de compañeros de trabajo que se encontraban concentrados en el hotel donde residente habitualmente. Hacia el condado de Derby viajaron ayer también los responsables de Inelsa tras tener noticia del accidente. Ahora deben encargarse de la repatriación de los fallecidos. 

Comentarios