viernes 23/10/20

SANXENXO - Repiten las pruebas para socorristas al quedar vacantes un total de 22 plazas

El Pazo Emilia Pardo Bazán y la playa de Silgar registraron ayer una nueva edición de las pruebas de selección de los socorristas que este año se encargarán de la vigilancia en las playas del municipio.
 

La playa de Silgar acogió ayer la repetición de las pruebas para socorristas
La playa de Silgar acogió ayer la repetición de las pruebas para socorristas

El Pazo Emilia Pardo Bazán y la playa de Silgar registraron ayer una nueva edición de las pruebas de selección de los socorristas que este año se encargarán de la vigilancia en las playas del municipio.
Un total de 39 personas acudieron ayer a las pruebas teóricas que tuvieron lugar en el Pazo y posteriormente a las físicas en el arenal de Silgar, para cubrir las 22 plazas que quedaron vacantes en la primera convocatoria.
A las primeras pruebas, que tuvieron lugar en los mismos lugares, se presentaron 69 candidatos que optaban a las 52 plazas ofertadas. De ellos, 58 se presentaron a los puestos de socorristas y 11 a los de sanitarios. En la primera categoría muchos de ellos no superaron los parámetros exigidos en las pruebas físicas, de ahí que las plazas quedaran vacantes.
El temario para los socorristas constó de cuestiones sobre primeros auxilios y de otros temas relacionados con el salvamento acuático como sus principios generales, secuencia de actuación, técnicas de entrada en el agua, flotaciones, técnicas de natación adaptadas, buceo, técnicas de control y de remolque directas, de utilización del material de rescate, técnicas para el rescate de accidentados de columna, de respiración artificial en el medio acuático, de extracción de accidentados, de salvamento acuático en espacios naturales y comunicaciones.
Posteriormente, los aspirantes afrontaron las pruebas físicas que consistieron en correr 150 metros por la arena entrar en el agua y nadar 500 metros hasta una boya y superar otros 150 metros de carrera.
El Concello de Sanxenxo destinará este año alrededor de 200.000 euros para la contratación de 52 socorristas y sanitarios que se encargarán de velar por la seguridad en los arenales.
Estarán, preferentemente, en las playas con bandera azul, ya que contar con este tipo de prestación es una de las cuestiones fundamentales para poder lucir este distintivo de calidad.

Comentarios