sábado 31/10/20

Sanxenxo y Vilanova estudian ideas para controlar el aforo en sus playas

Vilanova prohibirá aparcar en sus playas a los no residentes si la gente no respeta las distancias y el aforo
El sistema de control de aforo por inteligencia artificial se probó en la playa de Silgar | Concello
El sistema de control de aforo por inteligencia artificial se probó en la playa de Silgar | Concello

La playa de Silgar ha sido el lugar elegido para realizar una demostración sobre un nuevo sistema que permitiría controlar el aforo en los arenales. El alcalde, Telmo Martín, junto a varios ediles del gobierno acudieron ayer a la presentación de un sistema de inteligencia artificial empleado para medir la capacidad de las playas, desarrollado por la empresa viguesa Itera, dedicada a la inteligencia artificial, en colaboración con el profesor de la Universidad de Vigo, Fernando Martín.

El sistema consiste en la colocación de cámaras en distintos puntos de la playa de las que se extraen imágenes y, a través de ellas, con algoritmos y cálculos estadísticos se determina la situación del aforo de la playa. Las imágenes se suben luego a una plataforma para poder saber cada cierto tiempo el estado de la playa. “En ningún caso se identifica a personas y las imágenes no se almacenan. Se borran periódicamente”, explicó Lorena Rosende, una de las responsables de la empresa que hasta ahora trabajaba con la industria eléctrica y de automoción y que a raíz de la Covid-19 se ha reinventado poniendo en marcha este proyecto.

Telmo Martín señaló que “a nosa obriga é coñecer as distintas posibilidades para o control de aforo e esta proposta nos permite coñecer “in situ” este sistema que é moi interesante. No caso de Silgar, co plan de cuadrículas, non será necesario, pero existen outros areais para os que estamos analizando diversas alternativas, ademais dos drons”, aseguró el alcalde.

Playas para residentes 
En los arenales de la comarca todavía no se ha notado el aluvión de personas que suelen tomar el sol y bañarse en las aguas arousanas durante el verano. Algo normal en estas fechas previas a la temporada estival, cuando todo cambia y se convierte en la zona más turística de Galicia. 

Mientras la gente no abarrota las playas, el Concello de Vilanova ya se a adelantado y ha tenido en cuenta todos los escenarios posibles sobre el tema de los aforos. En el caso de que la gente no respete las distancias de seguridad, prohibirá el aparcamiento en el entorno de los arenales a las personas que no sean residentes en el municipio. Para ello, se colocarían los carteles de “prohibido aparcar excepto residentes”, que ya tienen diseñados, y la Policía Local se encargaría de revisar las matrículas y multar a los vehículos que no sean de Vilanova..

Aunque el alcalde, Gonzalo Durán, espera que no se tenga que llegar a esta situación, advierte de que no van a ser transigentes y no van a permitir que las playas se conviertan en una “zona de contagio”. “De momento la gente está cumpliendo las normas de cuatro metros entre sombrillas y dos metros entre personas, pero si vemos que en verano no se cumplen, ésta será una de las medidas que tomemos, lo tenemos previsto, como si hay que poner unas piedras en la entrada de O Terrón como ya hice en las bacanales del día de San Juan, aquí no andamos con bromas, se para”, concluye Durán.

Comentarios