miércoles 28/10/20

Un tornado se ceba con Meis y tira naves, galpones, muros y tendidos

“Foi como un remuíño”. Los vecinos de San Martiño de Meis tenían claro el origen del reguero de incidencias con el que amanecieron ayer. La Diputación hablaba horas después directamente de “tornado” y los daños estaban a la altura de tal fenómeno.

La construcción más afectada quedó reducida a escombros	josé luiz oubiña
La construcción más afectada quedó reducida a escombros josé luiz oubiña

“Foi como un remuíño”. Los vecinos de San Martiño de Meis tenían claro el origen del reguero de incidencias con el que amanecieron ayer. La Diputación hablaba horas después directamente de “tornado” y los daños estaban a la altura de tal fenómeno.
El viento se cebó en especial con una nave de Agro Meis, prácticamente reducida a escombros. En la misma área los efectos de las ráfagas de hasta 130 kilómetros por hora eran visibles a uno y otro lado.  De un galpón que servía para guarecer maquinaria y vehículos solo quedaban tablas sueltas, algunas sostenidas por un turismo que tuvo la mala fortuna de quedar bajo los escombros. Las emergencias pintaban escenas similares, como la de un portal, arrancado de cuajo de su cierre: “Voou e atravesou unha estrada, pasou por riba dun muro e terminou sobre unha viña”. 
Tejas arrancadas en viviendas y la iglesia, así como muros y cierres afectados completaban la estampa del lugar, revisada con incredulidad por los residentes.
 La Vía Rápida no fue ajena a lo que ocurría en la parroquia y la gasolinera tuvo que ser clausurada temporalmente debido a los desperfectos y desprendimientos de planchas del falso techo de la cubierta. El vial amaneció también con la señal de “Cambados Vila do Albariño” arrancada, tan solo unos días después de su instalación. Ya hay compromiso de la empresa para su sustitución.
La lista de árboles tirados y viales cortados a causa de ello fue amplia: En Penente, O Pazo, Silván, Paderne... A última hora de la tarde también había aviso en Paradela, con el empeoramiento del tiempo a la espera del paso de otro importante frente que mantenía las alertas. En algunos casos, los troncos seccionados por el viento se acercaban al metro de diámetro. 
En Paderne, además, se vio afectado un poste telefónico y en A Armenteira otro de la red eléctrica, aunque fue en San Martiño donde los tendidos sufrieron más daños. Muchas de estas alertas obligaron a intervenir a emergencias, empresas responsables y Guardia Civil, causando cortes de suministro.

en otros concellos
En el mar, la flota permaneció amarrada, pero hubo daños en algunas bateas, como la que se soltó de Meloxo y encalló en unas rocas del litoral de A Illa. 
Sin salir de este municipio, en O Regueiro hubo que precintar un sector de la plaza ante la caída parcial de un hórreo, en una zona sobre la que ya había orden de actuaciones por saberse deteriorada, y hubo cortes de luz por la mañana. 
En Vilanova el viento causó daños en el entorno de la iglesia nueva. De su campanario arrancó el pararrayos y la calle Agustín Jambrina permaneció cortada mientras los bomberos retiraban tejas afectadas de un edificio de varias plantas, usando un camión-escala. En Meaño, lo más destacado fue la caída de eucaliptos, uno de ellos contra un invernadero en la zona de Paradela. n

Comentarios