lunes 09.12.2019

Una veintena de criadores participarán en la I Feira do Galo de Curral de O Mosteiro

La cuenta atrás llega al final. Hace unos diez meses que un grupo de mujeres se propuso rescatar en Meis parte del antiguo y popular mercado de animales de granja.
josé luis pérez y ofelia barral, ayer, con algunas de las promotoras, en el concello emilio moldes
josé luis pérez y ofelia barral, ayer, con algunas de las promotoras, en el concello emilio moldes

La cuenta atrás llega al final. Hace unos diez meses que un grupo de mujeres se propuso rescatar en Meis parte del antiguo y popular mercado de animales de granja. Convencidas de que la venta de pollos criados en casa podría tener un especial atractivo para el municipio propusieron el proyecto al Concello. Tras meses de colaboración, engorde de los animales y preparación, el domingo se celebrará, por fin, en el Mercado do Gando de O Mosteiro, la “I Feira do Galo de Curral”.

El Concello quiere potenciar alternativas para impulsar la economía del rural

Tan singular y pionera iniciativa en la localidad fue presentada ayer en el Concello con presencia de varias promotoras, así como del alcalde, José Luis Pérez, y de la edil Ofelia Barral.

La jornada tendrá lugar, de manera ininterrumpida, de 9:30 a 18 horas. En ella se dará cita la veintena de criadores que, desde hace meses, engordan a los gallos que ahora saldrán a la venta. Lo hacen, según explicaron ayer las organizadoras, alimentándolos a base de maíz, cereales y verduras, sin ningún tipo de pienso. “Son galos de nove meses, duns catro ou cinco quilos, criados na casa, nas hortas de cada un, sen pensos. A súa carne é escura, moi boa”, avanzaban.

Habrá un total de 120 gallos en la feria, que se venderán en ella a 12 euros el kilo y a carnicerías a 10. La venta no será en vivo, el animal será entregado ya inerte y los compradores se lo podrán llevar en cajas de cartón especialmente diseñadas para la ocasión.

Además de la carne protagonista, en el mercado del domingo se podrán adquirir otros productos caseros como aguardiente y vino, otros comestibles como el pulpo, además de ropa y calzado.

La iniciativa tiene por objetivo fomentar “axudas para é economía do rural”. Así lo explicó ayer el regidor, quien aseguró que el Concello colaborará igualmente en cualquier otro proyecto presentado que pueda plantar cara a la crisis en el municipio. La intención, en este caso concreto, es intentar reactivar parte de aquel gran mercado que puso a O Mosteiro en los mapas en siglos pasados. “Agora farémolo co galo, pero máis adiante podería ser con outros produtos”, adelantó.

Comentarios