miércoles 5/8/20

La Valedora do Pobo intercede para evitar el desalojo de una familia vilagarciana por una deuda hipotecaria

El caso de una familia de Vilagarcía que iba a perder su vivienda ha llegado a la Valedora do Pobo por mediación de la plataforma Stop Desahucios de O Barbanza. De este modo se alcanzó una solución negociada

El caso de una familia de Vilagarcía que iba a perder su vivienda ha llegado a la Valedora do Pobo por mediación de la plataforma Stop Desahucios de O Barbanza. De este modo se alcanzó una solución negociada con la entidad financiera mediante la cual se tratará de vender la casa para saldar su deuda y la Xunta trabaja para encontrarle un lugar de realojo, informaron desde la entidad ciudadana.
El portavoz de la plataforma, José Manuel Pena, remitió una queja a la institución gallega sobre el caso de esta familia vilagarciana afectada por una ejecución hipotecaria sobre su vivienda habitual. De este modo se abrió un expediente para solicitar información a Abanca y se iniciaron las gestiones oportunas para “a consecución dunha solución negociada que puidera resultar satisfactoria”, según el escrito remitido por la Valedora a Stop Desahucios.
A raíz de todo esto, se mantuvieron una serie de conversaciones y reuniones y finalmente se le propuso a la afectada el realojo en una casa de Vilanova de Arousa, pero “non se axustaba ás circunstancias familiares e laborais” de la madre de la familia y actualmente se trabaja en la consecución de otra solución habitacional.
Según informó Pena, gracias a esta intervención el acuerdo con el banco incluye la posibilidad de vender el inmueble para poder saldar la deuda mantenida por la familia. Además, explicó que en el caso de la búsqueda de otro domicilio para alojar a estos afectados, también está trabajando la Xunta.
La plataforma Stop Desahucios nació en O Barbanza hace años para ayudar a aquellas persones que, atravesando una difícil situación económica, corrían el riesgo de perder sus viviendas. Su objetivo era negociar con las entidades el modo de evitar que las familias se quedasen en la calle, buscando fórmulas para saldar las deudas contraídas, así como buscar ubicaciones para las personas que tuvieran que dejar su domicilio. Aunque se fundó en esta comarca arousana, también actúan en otras como la de O Salnés, en base a las peticiones de ayuda que van teniendo y que son muchas.

Comentarios