lunes 18.11.2019

Los vándalos rompen los cristales de la puerta de entrada de la capilla de San Vicente

Los efectos de los vándalos se están dejando notar en las últimas semanas en San Vicente. Esta vez le ha tocado a los cristales de la puerta de entrada de la capilla de San Vicente en Pedras Negras

La puerta de entrada a la capilla de San Vicente de Pedras Negras apareció con los cristales rotos | cedida
La puerta de entrada a la capilla de San Vicente de Pedras Negras apareció con los cristales rotos | cedida

Los efectos de los vándalos se están dejando notar en las últimas semanas en San Vicente. Esta vez le ha tocado a los cristales de la puerta de entrada de la capilla de San Vicente en Pedras Negras. El párroco Juan Ventura se encontró con la desagradable sorpresa el pasado viernes cuando acudió a la capilla. “Parece que le dieron con una barra de hierro y solo por hacer daño. Es una pena que pasen estas cosas ya no por el valor sino por el hecho”, asegura. Ventura descarta que hubiese una motivación de robo en la actuación vandálica.
Y es que llueve sobre mojado, apenas han pasado dos semanas de los desperfectos originados en el atrio de la iglesia de San Vicente y el cementerio. El recinto que es zona habitual de botellón durante el verano acaba cada fin de semana con restos de cristales, botellas y plásticos de todo tipo en el acceso a la iglesia. No solo eso, los aspersores también acabaron dañados a principios de agosto así como varias lápidas del camposanto. “Beben y luego acceden al camposanto para saltar por encima de las lápidas. Es una cuestión de educación y de respeto. No veo la diversión por ningún lado”, señaló Ventura tras los incidentes.
Los desperfectos ya se denunciaron ante la Guardia Civil que investigan los autores de los mismos. “Non entenderei nunca como alguén se pode divertir rompendo os cristais dunha igrexa ou de calquera casa! Esto romperono está noite nas portas da capela de San Vicente do Mar!! Síntome triste e enoxado!”, aseguraba el párroco de San Vicente, Juan ventura, en el perfil de Facebook de la parroquia, donde informa a los vecinos. l