Lunes 17.06.2019

Un vecino agrede al edil Ramón Tilve y gobierno y PSOE condenan los hechos

El primer teniente de alcalde del PP de Meaño se encuentra muy afectado tras recibir un golpe en el rostro

El primer teniente de Meaño, el popular Ramón Tilve Castro | gonzalo salgado
El primer teniente de Meaño, el popular Ramón Tilve Castro | gonzalo salgado

El primer teniente de alcalde de Meaño, Ramón Tilve Castro, sufrió el pasado jueves una agresión por parte de un vecino debido a discrepancias relacionadas con el ejercicio de su cargo como concejal, aunque ayer trascendieron pocos detalles sobre lo sucedido. Recibió un golpe en el pómulo y una tercera persona se interpuso para neutralizar al agresor. El concejal no quiso hacer declaraciones, pero fuentes de su entorno señalaron que se encuentra muy afectado por estos hechos, que han sido denunciados y que motivaron una declaración institucional de sus compañeros del gobierno local y del PSOE, mostrando su “absoluto rechazo y repulsa por esta conducta violenta”. Independientes por Meaño no lo firmó.


Los hechos tuvieron lugar sobre las tres de la tarde y por causas que, a sus compañeros no le cabe duda, no tienen nada que ver con su vida personal y sí con su actividad política como edil del PP en Meaño. De hecho, tras conocer lo sucedido, esa misma tarde-noche del jueves, se mantuvo una reunión de portavoces de los partidos con representación en la Corporación municipal de la que resultó una declaración institucional firmada por su partido y el PSOE. La formación Independientes por Meaño condenó los hechos, pero no se mostró de acuerdo con los términos del escrito.

Sin asistencia médica
En el documento, los ediles firmantes exponen su “más absoluto rechazo y repulsa por la conducta de violencia” perpetrada contra Tilve Castro y muestran su “máxima condena e indignación”, además de mostrar su “solidaridad y apoyo” al popular, que habría recibido un impacto en un pómulo, que le dejó un rascazo, pero no precisó de atención médica. Con todo, allegados relataron que se encuentra muy afectado por lo sucedido.


En la declaración añaden que muestran “tolerancia cero con cualquier” conducta de este tipo independientemente de la condición social de la víctima y “máxime cuando se trata de una autoridad del gobierno local”. También recoge que defienden “la libertad de expresión, el diálogo y la defensa a ultranza de los intereses de nuestros vecinos” por los que “trabajamos en mayor o menor medida” y por ello “no podemos tolerar la violencia ni las conductas agresivas como medios de ‘solución de conflictos’ entre dos personas”. La agresión ha generado además inquietud entre los representantes municipales pues la vida política meañesa nunca había registrado un episodio similar. Tampoco se recuerda en la comarca una situación parecida, por lo menos en los últimos años, y en las últimas horas, el afectado ha recibido muestras de apoyo de otros políticos.

Comentarios