martes 11/8/20

VILANOVA - El CIM y Servicios Sociales estrenarán sede en enero, que se ampliará en nuevas fases

El Concello de Vilanova estrenará las nuevas oficinas habilitadas sobre la guardería municipal, en antiguas viviendas de profesores del colegio Julio Camba, el próximo mes de enero.

Las autoridades locales realizaron ayer una visita al interior de las obras	d.a.
Las autoridades locales realizaron ayer una visita al interior de las obras d.a.

El Concello de Vilanova estrenará las nuevas oficinas habilitadas sobre la guardería municipal, en antiguas viviendas de profesores del colegio Julio Camba, el próximo mes de enero.
Así lo adelantó ayer el regidor, Gonzalo Durán, durante una visita a las instalaciones junto a los concejales Javier Tourís y Adrián Baños. Las obras, concluido el plazo estimado de actuación, están prácticamente listas, a falta de terminar las labores de limpieza del local, valoraba el primer edil. La constructora adjudicataria, Jesús González Otero, ejecutó el proyecto de reforma por 50.796 euros, con financiación a través del programa autonómico del Fondo de Compensación Ambiental.
Durán adelantó que esa puesta en marcha de las instalaciones en el mes de enero permitirá que empiecen a operar ya en el lugar los Servicios Sociales, el Centro de Información á Muller (CIM) y la concejalía que los gestiona.
Eso sí, la obra prevista por el gobierno local irá más allá en próximas fases y anualidades, añadió. La intención es completar toda la segunda altura de los edificios de antiguas viviendas de maestros para dependencias municipales, reubicando así otros departamentos. El área de Empleo, no obstante, se espera centralizar en Vista Real, donde funciona el Centro de Desarrollo Local (CDL) y se ofertan cursos de formación. Las obras previstas en estas viejas casas de profesores también incluirán en el futuro la sustitución de los acabados exteriores y la instalación de un ascensor.

el cim y su financiación
Gonzalo Durán recordaba ayer que este año el CIM perdió una subvención de unos 20.000 euros, debido a los problemas que arrastró estos meses, como su ubicación provisional a la espera de sede definitiva y la baja de una de las trabajadoras. 
Con todo, ras una reciente entrevista con responsables del área Igualdade de la Xunta de Galicia, en Vilanova confían en obtener el apoyo económico en la próxima anualidad, si bien el alcalde destacó que la subvención es solo una parte del coste total del servicio, que estimó en unos 70.000 euros al año. Actualmente el CIM dispone de tres personas contratadas. El primer edil aguarda, además, que la nueva ubicación, “céntrica pero discreta” favorezca también el uso del servicio. n

Comentarios